Escúchenos en línea

Gobierno y maestros panameños vuelven a la mesa negociadora

Agencia Prensa Latina (PL). Desde ciudad de Panamá | 27 de Julio de 2006 a las 00:00
El gobierno y los maestros panameños vuelven este jueves a la mesa de negociación para buscar una solución a las demandas de aumento salarial del gremio, que amenaza con una huelga general si su solicitud es rechazada. La delegación gubernamental estará encabezada por el ministro de Educación, Miguel Angel Cañizares, mientras varios líderes del sector representarán a los educadores. El encuentro sostenido el martes último terminó sin acuerdo y con críticas de ambas partes. Cañizares declaró cerrado el encuentro de hace dos días y se marchó al argumentar que los negociadores llegaron tres horas después de lo acordado. Además, justificó su decisión por los piquetes con arengas realizados por los maestros fuera de su despacho. Alvaro Chiu, de la Asociación de Profesores, explicó que las arengas fueron pacíficas, en tanto Edy Pinto, de la Asociación de Maestros Independientes, precisó que la cita fue pactada para las 16 horas, y no a las 13 horas. Los pedagogos piden un aumento de 190 dólares mensuales, pero la administración propone 65, pagaderos en dos años a partir de 2007. El gremio otorgó un plazo hasta el próximo 2 de agosto para cumplir con su pedido, o de lo contrario amenazó con la realización de un paro nacional. Tanto Cañizares como el subcontralor de la República, Luis Carlos Amado, han reiterado que el Ejecutivo sólo puede ofrecer 65 dólares. Días atrás Amado aseguró que los docentes no pueden sustentar los 190 dólares solicitados. Sin embargo, los maestros insisten en que sufrieron un deterioro salarial en los últimos 15 años, aunque su sueldo fue aumentado en 50 dólares en 1998. Para ellos, el plan del gobierno no es suficiente para cubrir sus necesidades básicas, pues a ese incremento se le aplicarán varios descuentos como seguro educativo y social y el impuesto sobre la renta. En los últimos días los profesores rebajaron sus demandas, aunque reclaman una cantidad sustancial. Con el fin de presionar a la administración miles de maestros marcharon a principios de este mes a la sede de la presidencia, donde fueron recibidos por los ministros de Salud, Camilo Alleyne, y de Vivienda, Balbina Herrera.

Descarga la aplicación

en google play en google play