Escúchenos en línea

Testigo del asesinato de Berta Cáceres regresa a su país

Ciudad de México. La Jornada. | 2 de Abril de 2016 a las 08:01

El activista Gustavo Castro Soto, único testigo del homicidio de la ambientalista Berta Cáceres regresó ayer a México tras permanecer casi un mes retenido en Honduras por autoridades de aquel país.

Apenas este jueves la justicia hondureña revocó la orden para que el dirigente de Otros Mundos-Amigos de la Tierra México permaneciera en calidad de testigo y colaborara en el esclarecimiento del asesinato de Cáceres, perpetrado por desconocidos el pasado 3 de marzo.

Poco después de las 11 de la mañana llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el vuelo TAI430 de la aerolínea Avianca. El avión hizo una escala en El Salvador y luego se dirigió a tierras mexicanas.

El sociólogo viajó en compañía de su hermano Óscar y del cónsul de México en Honduras, Arturo Corrales. A su llegada fue recibido por otros familiares, así como autoridades de la Secretaría de Relaciones Exteriores, quienes lo asistieron para su retorno, de acuerdo con información de esa dependencia.

Luego de su llegada, Castro Soto fue conducido a un área distinta a la sala de llegadas, donde ya lo esperaban varios reporteros, así que no dio declaraciones a la prensa.

FotoEl sociólogo y ambientalista Gustavo Castro Soto ya se encuentra en San Cristóbal de las Casas, ChiapasFoto tomada de su perfil de Twitter

El pasado 6 de marzo, tres días después del ataque a balazos al domicilio de la reconocida luchadora social Berta Cáceres, y en el que el mexicano resultó con heridas leves, autoridades del país centroamericano impidieron su salida. Lo interceptaron en el Aeropuerto Internacional de Tegucigalpa, cuando intentaba tomar un vuelo a México.

Cáceres era la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras. La indígena lenca frenó en su país uno de los proyectos hidroeléctricos más grandes, el cual hubiera afectado a comunidades aledañas de haberse llevado a cabo.

A pesar de la petición formal del gobierno de México –la cual fue reiterada en varias ocasiones– para que el ambientalista pudiera volver al país lo antes posible, el sociólogo no pudo abandonar Honduras sino hasta ayer.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) solicitó la presencia de Gustavo Castro en Washington el próximo 6 de abril para que participe en el 157 periodo de sesiones. Tras la insistencia del gobierno mexicano y la presión internacional, se permitió la salida del activista.


Descarga la aplicación

en google play en google play