Escúchenos en línea

Banqueros latinoamericanos analizan riesgos de su negocio en Honduras

MiPunto.com. Desde Tegucigalpa. | 25 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Unos 175 banqueros de 17 países latinoamericanos se reunieron este martes en Honduras para evaluar los riesgos de su negocio a causa de las actividades delictivas de que son víctimas, tales como estafas y asaltos. Según el presidente del Centro Latinoamericano de Expertos en Seguridad Bancaria (Celaes), el peruano Carlos Iriarte, el XXII Congreso Latinoamericano de Seguridad Bancaria, que inició el lunes, ayudó a intercambiar experiencias para lograr "una reducción" de delitos violentos contra el sistema bancario en el continente. Iriarte detalló que los principales delitos de que son víctimas los bancos son asaltos a mano armada, robos en cajeros automáticos y asaltos contra los clientes cuando salen de las instituciones. Se dan también delitos "no violentos" como robos vía electrónica con tarjetas de crédito y de débito, algunos con la complicidad de "malos empleados" de las mismas instituciones. El ejecutivo bancario se congratuló porque han bajado los robos a través de la perforación de cajas fuertes o bóvedas, pues en el continente sólo se han registrado cinco casos en lo que va del año y tres han sido frustrados. Sin embargo, Iriarte destacó que hay gran preocupación por el lavado de dinero, pese a la implementación de normas internacionales como las de Basilea que contribuyen a la prevención y combate de este delito. No obstante, estimó que "todas nuestras legislaciones están regulando bastante bien esta forma" de delito. Durante el evento fue presentado el estudio "Fraudes Financieros en Centroamérica", elaborado por consultores, según el cual políticos delincuentes han aprovechado la debilidad institucional para estafar a miles de ahorrantes en la región. La debilidad institucional ha impedido encarcelar a los responsables, de acuerdo con el estudio elaborado en base a informes de prensa. Como ejemplo, el informe cita que en Guatemala el Estado ha erogado unos 1.000 millones de dólares en el rescate de nueve bancos y financieras víctimas de esos políticos delincuentes que quebraron esas instituciones. En Nicaragua causaron un fraude por 600 millones de dólares a través de fraudes y liquidaciones bancarias, mientras en El Salvador se registraron estafas por 165 millones de dólares y lo mismo ocurrió en Honduras con la quiebra de bancos y financieras. "Las instituciones encargadas de vigilar al sistema financiero no se percataron de los millones, propiedad de inversionistas, que los banqueros sacaron hacia bancos offshore. Ahora sólo quedan lamentos y más lamentos y pocas esperanzas", anota un resumen del informe.

Descarga la aplicación

en google play en google play