Escúchenos en línea

Presidente panameño solicita a Colombia aceptar fallo de OMC

Ciudad Panamá. PL. | 4 de Abril de 2016 a las 18:14

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, solicitó el lunes al gobierno de Colombia aceptar el reciente fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y levantar las restricciones a la Zona Libre de Colón (ZLC).

En declaraciones a la prensa, el mandatario dijo que en conversación telefónica, sincera y franca, con su par Juan Manuel Santos, abordó muchos temas de interés, entre ellos el veredicto de la OMC que ganaron en buena lid.

 Anunció que parte del equipo del Ministerio de Comercio e Industrias se trasladó este lunes a la sede del ente internacional para refutar la apelación del país vecino, que está en desacuerdo con el dictamen.

 "Panameños arriesgan la vida en la frontera como lo hicieron el jueves pasado para apoyar el proceso de paz en Colombia y combatir los grupos irregulares, que ante la presión de la policía y el ejército colombianos quieren desplazarse hacia nuestra frontera para huir de la ley y el Gobierno, lo cual no permitiremos", afirmó.

 Pero con ese mismo respeto, humildad y firmeza le pedimos al presidente Santos, al gobierno de Colombia y a sus empresarios que vean a Panamá como lo que somos: un país hermano dispuesto a crecer y a trabajar juntos por la paz en la región y el mundo, apuntó.

 En febrero último, el Ejecutivo panameño rechazó enérgicamente las "irrespetuosas apreciaciones" de la nación suramericana en su apelación al fallo de la OMC sobre aumento de aranceles a textiles, prendas de vestir y calzado.

 Las autoridades colombianas basaron su reclamación favorable a Panamá, en que el sobrearancel impuesto es para "la lucha contra el lavado de activos a través de importaciones de confecciones y calzado a precios artificialmente bajos".

 La demanda indica, además, que el Grupo Especial de la OMC que realizó la investigación, "no evaluó debidamente las pruebas estadísticas presentadas por Colombia que demostraban la existencia de subvaloración y lavado de activos y, en consecuencia, actuó de manera incompatible".

 La medida colombiana es un arancel del 10 por ciento, más un valor adicional estimado entre 1,75 y cinco dólares por cada kilogramo de textiles, confecciones y calzados importados desde la nación istemña, lo que impactó sobre las reexportaciones de la ZLC, al punto de considerarse una de las causas de su actual crisis.


Descarga la aplicación

en google play en google play