Escúchenos en línea

Noriega anuncia que está dispuesto a declarar por otros juicios en Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 26 de Septiembre de 2007 a las 00:00
El ex general panameño Manuel Antonio Noriega, quien espera su extradición a Francia tras cumplir una condena por narcotráfico en EEUU, aseguró que está dispuesto a declarar sobre casos pendientes en Panamá si es repatriado a su país. En declaraciones que publica hoy el diario local "La Prensa", Rolando Rodríguez, uno de los abogados del ex "hombre fuerte" panameño, dijo que Noriega ha cambiado de opinión y ahora si está dispuesto a declarar sobre los casos que tiene pendientes en Panamá. Rodríguez explicó que el pasado viernes habló por teléfono con Noriega y le expresó que desea rendir indagatoria en los procesos que siguen abiertos en Panamá, pero puso como condición única ser repatriado. Según el Ministerio Público panameño, el ex general se ha negado a rendir indagatoria al menos en cuatro casos de homicidio a los que se le vincula en este país. Rodríguez señaló que Noriega no pudo contestar la última notificación remitida por el Ministerio Público - para indagarlo por el crimen de Everett Clayton Kimble Guerra, ocurrido en 1968-, porque estaba enredado con la extradición a Francia. Sin embargo, el abogado de Noriega en Panamá indicó que el ex general ahora está dispuesto a decir su verdad sobre éste y los demás casos en los que está implicado. Otro de estos casos pendientes es el homicidio de Luis Antonio Quiróz, ocurrido en 1969, y en el cual el acusado tampoco ha rendido sus descargos. El "ex hombre fuerte" afronta varios cargos por corrupción y ya fue condenado a 15 y 20 años de cárcel por los asesinatos de Hugo Spadafora y el mayor Moisés Giroldi, respectivamente. Rodríguez reiteró que a lo largo de la detención de Noriega en EEUU, el ex general ha sufrido dos principios de derrame cerebral, por lo que se le mantiene bajo supervisión médica especializada. Noriega, que ejerció el poder en la sombra desde 1983 hasta 1989, año en el que la Asamblea Nacional de Panamá le designó jefe del gobierno sólo unas semanas antes de que las fuerzas invasoras estadounidenses lo capturaran, espera encarcelado en Estados Unidos a que se resuelva el último recurso legal que le queda para evitar su extradición a Francia. El ex general, que fue condenado por la justicia francesa en ausencia en 1999 por lavado de dinero, ha cumplido una condena de 17 años de prisión en EE.UU por colaborar con el desaparecido cartel colombiano de Medellín y, según sus abogados, quiere regresar a su país, que también reclama su extradición.

Descarga la aplicación

en google play en google play