Escúchenos en línea

94 sacerdotes costarricenses se pronuncian contra TLC

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 26 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Un grupo de 94 sacerdotes católicos de Costa Rica se pronunció el miércoles en contra del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Centroamérica, República Dominicana y EE.UU., al considerarlo una "reforma radical del Estado". En un documento de ocho páginas titulado "La valoración ética del TLC", los sacerdotes, provenientes de todo el país, concluyeron que "es preciso que triunfe el "No" en el referendo del próximo 7 de octubre", en el que se decidirá si se ratifica o no el tratado. El TLC "implica una reforma radical del Estado, la imposición de un Estado neoliberal, con su concomitante ensanchamiento de brecha e injusticia social", indica el manifiesto entregado hoy a la prensa. Los sacerdotes se pronunciaron pese a que el arzobispo de San José, Hugo Barrantes, ordenó semanas atrás que la iglesia debía mantenerse neutral para el referendo. En el documento los sacerdotes expresan sus principales preocupaciones, entre las cuales alegan que "el TLC fue negociado a espaldas de la ciudadanía y en secreto", pues se "informó poco, difusa y superficialmente". El texto también indica que el TLC "irrespeta la vida humana, ya que obliga al país a aprobar el Tratado de Budapest, con lo que se posibilita y facilita la venta de órganos y el negocio con embriones humanos". Además, aseguran, que los agricultores y los sectores agroalimentario e industrial serán los "grandes perdedores" debido "la triangulación y desviación del comercio hacia otros países centroamericanos". Por su parte, el arzobispo de San José, Hugo Barrantes, recalcó hoy que ha insistido en que no se debe usar espacios religiosos para promover el "Sí" o el "No" al TLC. "Lo que ha enseñado la Iglesia es que estamos por encima, ni a favor ni en contra, iluminando éticamente", afirmó el arzobispo a la prensa local. Barrantes también se mostró molesto por la circulación de una volante que llevaba su nombre sin autorización, en el que el movimiento del "No" invitaba a una concentración programada para el próximo domingo en la capital. Los sacerdotes firmantes del manifiesto, afirman que su oposición al tratado la expresan en obediencia a su deber de "orientar al pueblo creyente" sin violar la restricción de Barrantes de no hablar al respecto durante las celebraciones litúrgicas. Los clérigos hicieron un llamado a la población para no "dejarse meter miedo" y a "rechazar con energía las manipulaciones diarias, copiosas y constantes, basadas en el temor, que sugieren que este TLC es la última y única oportunidad para mejorar el comercio internacional". Costa Rica es el único país signatario del TLC que no lo ha ratificado, después de dos años de estar estancado en el Congreso. El tratado es uno de los proyectos prioritarios del gobierno, pero enfrenta una fuerte rechazo de sectores sociales, sindicales y el Partido Acción Ciudadana (PAC), la principal fuerza política de oposición.

Descarga la aplicación

en google play en google play