Escúchenos en línea

Aplican «pìsa y corre» a cubano en Panamá y sigue oscuro caso de los sirios

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 26 de Septiembre de 2007 a las 00:00
Las autoridades panameñas volvieron a detener a un ciudadano cubano que ayer fue liberado tras ser detenido junto a seis sirios que protagonizaron un incidente aún sin aclarar en un avión procedente de La Habana, informaron hoy fuentes oficiales. El director de la Policía Técnica Judicial (PTJ) panameña, José Ayu Prado, confirmó hoy que el cubano y los seis sirios, entre estos dos menores, de 16 y 17 años, permanecen detenidos y son investigados. Esas siete personas fueron arrestadas ayer tras apearse de un avión de la aerolínea COPA procedente de La Habana que aterrizó en Panamá en medio de las medidas de seguridad propias de una situación de alerta debido a un incidente, aún sin aclarar, que inicialmente se describió como un posible intento de secuestro de la aeronave. El portavoz de la Dirección de Seguridad de la Aviación de la Aeronáutica Civil (AAC) panameña, Víctor de la Hoz, informó ayer de que el cubano había sido puesto en libertad tras comprobarse que su única relación con los sirios era que había intentado hacer de interprete entre ellos y la tripulación del avión. De la Hoz explicó hoy a Acan-Efe que, poco después, este ciudadano cubano fue retenido cuando pretendía continuar su ruta aérea con destino final en Buenos Aires, por decisión del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional panameño. EL cónsul de Cuba en Panamá, José González, se limitó decir a Acan-Efe que está informado de la situación de su compatriota, cuya nacionalidad no ha sido revelada, así como tampoco la de los sirios, quienes no están representados diplomáticamente en este país centroamericano. El director de la PTJ, al confirmar la detención del cubano, explicó que, aunque éste no se había embarcado en el avión con los sirios, se dió "la fatal coincidencia" de que "de alguna manera se comunicó con ellos, puesto que cambiaron de puestos, y la tripulación obviamente asumió que se conocían y que había algún nexo o relación", por lo que "fue incluido en la lista de sospechosos". Al parecer, los sirios conocieron en el aeropuerto de La Habana al cubano, y este le cedió su puesto en el avión a uno de ellos y, posteriormente, actuó como su intérprete durante el incidente que desató la alerta de la tripulación. Las autoridades policiales, las aeronáuticas ni los portavoces de COPA han explicado en momento alguno en qué consistió exactamente ese incidente que provocó que la tripulación del avión aplicara los mecanismos de alerta propios de una amenaza de secuestro. En su último informe oficial sobre este caso, emitido ayer, la policía panameña explica que los sirios fueron detenidos "tras presentar un comportamiento sospechoso cuando iban a bordo del vuelo 231 que partió en La Habana, Cuba, con destino a la república de Haití". "El vuelo llegó al Aeropuerto Internacional de Tocumen, normal y sin amenaza causada a los equipos, tripulantes y pasajeros, sin embargo ante la alerta presentada por la aerolínea donde viajaban los sirios, se activó el operativo, logrando retener a los extranjeros en mención", continúa. "Detalles de esta situación revelan que la sospecha se debió a que tres de los ciudadanos sirios, intentaron entrar a la cabina de la tripulación, aduciendo que se habían equivocado con la puerta del baño, además, uno de ellos se quedó con un cuchillo que era parte de los cubiertos que se les entregó a la hora de tomar los alimentos en el avión", agrega. "Ante esta situación se dio la alerta, por lo que se activó el operativo de las unidades de la Policía Nacional, miembros de Aduanas, Aeronáutica Civil, de la PTJ, Bomberos y funcionarios de Migración, quienes esperaron a los sospechosos para retenerlos", concluye la nota.

Descarga la aplicación

en google play en google play