Escúchenos en línea

Aguas termales en Honduras son una belleza natural de sanación

Tegucigalpa. Agencias. | 13 de Abril de 2016 a las 16:56

Las aguas termales es una belleza de sanación que tiene Honduras y que todos pueden gozar en el país.

Por referencia, en Honduras se tiene varios puntos donde encontrar estas fuentes de agua calificadas como milagrosas, pero aún no se tiene un estudio científico sobre los niveles químicos de sus aguas.

Por ejemplo: Agua Caliente, Dpto. de Choluteca. San Ignacio, Dpto. de Francisco Morazán. Azacualpa, San Pedro de Zacapa, Dpto. Santa Bárbara (Consideradas como las más célebres). Agua Caliente, aldea El Caiflón, Nacaome, Dpto. de Valle. Aldea El Tamboral, Dpto. de Comayagua. Oropolí, Dpto. El Paraíso. La Paz, Dpto. La Paz. Cane, Dpto. La Paz. Agua Caliente, Esparta, Dpto. de Atlántida. Comayagua, Dpto. de Comayagua. La Campa, Gracias, Dpto. de Lempira. El Silín, Trujillo, Dpto. de Colón y otros.

Estas aguas termales aparecen asociadas con una geomorfología propia de regiones volcánicas, como son los conos volcánicos, mesetas de lava, domos de lava e incluso conos compuestos, además de aparecer asociadas con el tipo de vulcanismo intrusivo a lo largo del alineamiento montañoso formado por la presión del batolito interno por ejemplo en la sierra de Nombre de Dios al norte de Honduras.

El agua mineralizada y caliente de los termales aumenta la temperatura del cuerpo, matando gérmenes, entre ellos virus. Además desarrolla la hidrostática del cuerpo, ayuda a la forma biológica, física y química, por lo que aumenta la circulación sanguínea y la oxidación.

Cabe destacar que los depósitos son un residuo o de aquellas transformaciones que experimentó la corteza de la tierra durante la Era Terciaria, la cual se distingue por los materiales calizos, arcillosos y areniscos formando un conjunto de conglomerados de cal, arcilla, arena y margas, todo ello muy poco coherente, dando lugar a la formación de grutas y de cavernas y a la salida de frecuentes manantiales que adquieren cualidad de termales.

Otra evidencia de la actividad volcánica en Honduras lo constituyen en tanto el material ígneo visible en los márgenes de las carreteras constituido por piroclásticos y las disyunciones columnares prismáticas características ahora puesta al descubierto por la erosión que ha respetado la roca eruptiva más resistente, esto se puede apreciar en el Valle de Amarateca, Zambrano y en Sabanagrande, Talanga, lugares próximos a la capital).


Descarga la aplicación

en google play en google play