Escúchenos en línea

Migrantes sin documentos destacan en semana noticiosa en Costa Rica

San José. Agencia PL. | 16 de Abril de 2016 a las 16:11

La situación generada por migrantes irregulares en la frontera con Panamá y la inauguración de obras de infraestructura y sociales destacaron en el acontecer noticioso de Costa Rica la semana que concluye este sábado.

Sin soluciones para contener los flujos migratorios de cubanos y personas extracontinentales por la región concluyó una reunión ad hoc, efectuada en el capitalino hotel Crowne Plaza, el martes pasado, según confirmó a la prensa el vicecanciller costarricense Alejandro Solano.

A la cita asistieron representantes de Panamá, México, Guatemala, El Salvador, Ecuador, Costa Rica, Honduras, Colombia y Estados Unidos, así como de la Organización Internacional para la Migraciones y del Sistema de Naciones Unidas en esta nación centroamericana.

Solo un día después, unos mil 200 migrantes irregulares cubanos y africanos ingresaron de forma violenta y fueron obligados a retornar a Panamá. Este hecho motivó una declaración del gobierno en la que culpa a las leyes norteamericanas que alientan el flujo migratorio de los cubanos por la región hacia Estado Unidos.

El texto anuncia el envío de una carta del presidente Luis Guillermo Solís a su homólogo estadounidense, Barack Obama, para expresar "el repudio de Costa Rica a la vigencia de la normativa estadounidense que alienta a los migrantes a continuar con un peligroso tránsito hacia ese país utilizando nuestros territorios".

La declaración destaca, además, que Costa Rica "denuncia las diversas normativas de Estados Unidos que promueven y dan privilegios para el ingreso a ese país, incitan a la migración cubana irregular, constituyen un incentivo perverso a la migración y favorecen las condiciones para el tráfico de seres humanos".

El viernes, la decisión de Panamá de no aceptarlos, complicó la situación de más de 200 migrantes africanos y cubanos que entraron irregularmente y fueron detenidos en el norteño puesto fronterizo de Peñas Blancas, en el límite con Nicaragua.

Trasladados en varios autobuses durante toda la noche por agentes de la Fuerza Pública costarricense desde Peñas Blancas hasta el punto limítrofe de Paso Canoas, en la frontera sur, los africanos fueron devueltos a Panamá, pero las autoridades migratorias de la vecina nación no los dejaron ingresar.

De acuerdo con reportes en vivo de televisoras locales, las autoridades migratorias del vecino del sur alegaron que esas personas carecen de documentos en los que conste que estuvieron en suelo panameño, condición indispensable impuesta para aceptarlos de vuelta.

En un pronunciamiento por esa situación, el gobierno de San José reiteró que no permitirá el ingreso de migrantes en condición irregular y adelantó que trabaja con Panamá para hallar soluciones conjuntas y sostenibles a este fenómeno estructural.

Afirma que esos flujos evidencian "la incapacidad o poca voluntad de otras naciones hacia el sur para impedir la entrada y tránsito de migrantes irregulares, pero también son el resultado de la acción del crimen organizado que busca nuevas rutas para el tráfico de personas".

Por otra parte, el presidente Luis Guillermo Solís realizó este jueves y viernes una visita de trabajo a la provincia de Guanacaste para impulsar proyectos de abastecimiento de agua, la infraestructura médica, la atención a los productores, el combate a la pobreza y la atención a la sequía en la región.

En declaraciones a la prensa sobre esa gira, Solís aseveró que las grandes obras que requiere el país no son de gobiernos específicos sino del Estado y sus ciudadanos, y llamó a dejar atrás "pequeños pleitos partidarios de corto plazo".

Tenemos que mirar los grandes desafíos que el país tiene que discutir los próximos años. Tenemos que hacerlo independientemente de nuestras banderas partidarias. Este país es mucho más grande que los partidos políticos y es mucho más grande que el Gobierno de turno, sostuvo el mandatario.

Exaltó que provincias como Guanacaste y Limón, que hoy enfrentan graves problemas de pobreza y desempleo, pueden convertirse en puntas de lanza del desarrollo nacional si las cosas se hacen bien.


Descarga la aplicación

en google play en google play