Escúchenos en línea

Costarricenses preocupados por ciclo eruptivo del volcán Turrialba

San José. Agencia PL. | 19 de Mayo de 2016 a las 12:51

El actual ciclo eruptivo del volcán Turrialba llega este jueves a 23 días y podría durar meses, advierten expertos costarricenses, quienes no descartan una fuerte erupción como la de octubre de 2014, pues mantiene mucha presión interna.

El vulcanólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), Eliécer Duarte, refirió a Telenoticias del canal 7 que después de la fuerte erupción del mediodía de este miércoles, el cerro prosiguió emanando cenizas y gases por más de tres horas.

Al anochecer y sobre las 22:00 (hora local) presentó nuevas erupciones, pero de menor intensidad, indicó Duarte, por lo que -afirmó- la actividad del Turrialba se mantiene. El actual ciclo comenzó el 27 de abril y obligó a la Comisión Nacional de Emergencias a adoptar varias medidas que ya fueron levantadas.

El vulcanólogo del Ovsicori precisó que el coloso presenta momentos de alta sismicidad y otros de emisión de cenizas, gases y vapor de agua. Sin embargo, aclaró que no siempre las erupciones están precedidas de tremores a lo interno del Turrialba, pues -recordó- en la explosión del día 12 no hubo señal premonitora.

De acuerdo con los análisis realizados por los expertos, la erupción del jueves pasado resulta la más importante del presente ciclo, ya que estuvo acompañada de material grueso, algo que no había ocurrido hasta entonces ni tampoco en los siete días posteriores, donde lo relevante es la persistencia de las exhalaciones.

Duarte apuntó que no se puede prever el tiempo que permanecerá el volcán emanando ceniza y gases. "No tenemos como una ventana de tiempo, no tenemos un parámetro para poder indicar un ciclo cierto", señaló.

La modalidad eruptiva evoluciona lo que habla muy bien de la dinámica del cerro, donde ahora hay una cantidad de gas emanando de ese paquete magmático que tenemos en el interior, lo cual permite esa salida continúa y pasiva de ceniza. Esta puede ser la tónica de los próximos meses, sostuvo el vulcanólogo.

Para Duarte esto tiene una consecuencia negativa que es la acumulación de ceniza en las laderas del volcán y de otras elevaciones cercanas, que -al estar en la temporada lluviosa- puede provocar avalanchas, por lo tanto la observación y la prevención son de vital importancia en estos momentos.

Por su parte, el geólogo de la Universidad de Costa Rica Gino González afirma que el volcán Turrialba se comporta históricamente de una manera cíclica, donde tenemos períodos de una o dos semanas con erupciones (este ya tiene 22 días), luego tenemos etapas de calma de algunos meses y vuelve a retomar su actividad.

Tras más de 130 años pasivo, el Turrialba despertó en 2007 y desde el 5 de enero de 2010 presenta erupciones de consideración en los últimos años, como las de octubre de 2014 y la del 12 de marzo de 2015, que obligó a suspender el tráfico aéreo en esta capital.


Descarga la aplicación

en google play en google play