Escúchenos en línea

Crecimiento del PIB en Guatemala superará 3.7% hasta 2018, dice FMI

Ciudad Guatemala. ACAN-EFE | 1 de Junio de 2016 a las 12:47

El Fondo Monetario Internacional (FMI) develó una previsión de crecimiento del PIB en Guatemala por encima del 3,7 por ciento hasta 2018, y respaldó un incremento del déficit público para la construcción de infraestructuras y el desarrollo de políticas para erradicar la pobreza.

"Estas medidas requieren más ingresos públicos en el largo plazo", aseguró la jefa de misión del FMI para Guatemala, Anna Ivanova, en la presentación de las conclusiones de su visita al país entre el 18 y este 31 de mayo.

La economía del país centroamericano "resistió bien" la crisis política de 2015, señala el informe, y mantiene unas perspectivas macroeconómicas estables con un crecimiento del PIB del 3,8 en 2016; 3,7 en 2017 y 3,8 por ciento en 2018.

Además, la inflación permanece controlada y el déficit fiscal se mantiene por debajo del 2 por ciento, gracias a los recortes de gasto.

Esta política de contención del gasto debe ser revisada, señala el FMI, quien respalda un incremento del déficit público para destinar al desarrollo de políticas públicas que contribuyan al progreso y la equidad social.

"El avance hacia los objetivos sociales ha sido limitado. Sólo una cuarta parte de los objetivos cuantitativos de las Metas de Desarrollo del Milenio para 2015 se cumplieron", señala el documento, el cual denota la "reversión" en la tendencia de reducción de la pobreza extrema y la inscripción escolar en Guatemala.

Este incremento del déficit "no podría en peligro la sostenibilidad fiscal" y permitiría el Gobierno mantener "su agenda de reformas sociales y anticorrupción", apunta el FMI en sus conclusiones.

Asimismo, el organismo internacional fija como "prioridad" la reforma de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) como herramienta clave para lucha contra la corrupción y elevar los ingresos.

A largo plazo, continúa el FMI, es "fundamental" elevar los ingresos fiscales al menos al 15 por ciento del PIB para poder financiar el mayor gasto social y la construcción de infraestructuras como pilares para el desarrollo del país.

Así, erradicar la pobreza extrema requeriría al menos un 1 por ciento del PIB en gasto fiscal.

Por ello, la misión liderada por Ivanova instó a las autoridades a estudiar una reforma integral de la política impositiva del país centroamericano que amplíe la tasa tributaria, eleve las tasas y reduzca las exenciones fiscales.

El objetivo, concluye el documento, es garantizar que el crecimiento del país sea más "inclusivo" apostando por el desarrollo social de las comunidades más desfavorecidas.


Descarga la aplicación

en google play en google play