Escúchenos en línea

Menor salvadoreña fallece asfixiada dentro de un vehículo

San Salvador. Agencias. | 27 de Junio de 2016 a las 13:01

A. M. González R., de dos años, murió asfixiada dentro de un vehículo la tarde del sábado en la Séptima Avenida Sur, de la colonia Santa Julia, en San Miguel.

Según las autoridades policiales, la niña estaba junto su padre, que estaba en estado de ebriedad, adentro del vehículo. El hombre cerró los vidrios y se quedó dormido por varias horas, con la menor un costado.

Tras varios minutos sin oxígeno, la menor colapsó sin que su padre despertara.

Cuando los familiares se dieron cuenta la niña estaba inconsciente, trataron de auxiliarla e incluso la llevaron a la Emergencia del hospital San Juan de Dios de San Miguel.

En el centro asistencial les explicaron que la menor había fallecido. El padre de la infante, identificado como Santos Asmel González Villega de 38 años, fue arrestado por la Policía acusado del delito de homicidio culposo en contra de su hija.

Los restos de la niña fueron llevados a una casa vecina y los residentes cercanos son los que han preparado un pequeño altar con flores silvestres para honrar la memoria de la inocente.

Una de las vecinas indicó que “una tía de la niña recibió el cuerpo ahora en la mañana, pero no hay más familiares, por eso los vecinos estamos donando lo que podemos para velar el cuerpo de la niña”.

Algunas de las vecinas arreglaban sillas, barrían los patios de la vivienda, colocaban flores de árbol de fuego en el pequeño altar donde ya descansaban los restos de la pequeña.

Más tarde otros familiares que llegaron a la vivienda donde estaba el cuerpo de la niña, pidieron a la prensa retirarse de la vivienda y que respetaran la privacidad de la familia, negando el acceso para hacer imágenes o sacar testimonios de lo ocurrido.

Los padres de la menor, Santos Asmel González, de 28 años, y Andrea González, fueron arrestados y serán procesados por homicidio culposo en contra de su única hija informó la Fiscalía General.

Vecinos de los padres de la menor indicaron que tenían poco de vivir en la zona y que ambos padres peleaban constantemente y el hombre se emborrachaba con frecuencia.

De forma extra oficial se conoció que la tarde de la tragedia, el padre de la menor se la llevó con él en estado de ebriedad y había peleado con la madre de la menor, pero su estado de borrachera fue tal que solo se estacionó cerca de la vivienda donde residían y la madre por miedo hacer agredida por el hombre no le quitó a la niña.

El caso no deja de asombrar a los que residen más cerca de la familia González, precisamente por ello de manera solidaria se unieron para ayudar a despedir a la pequeña que fue velada lejos de sus progenitores.


Descarga la aplicación

en google play en google play