Escúchenos en línea

Acaba temporal que causó 18 muertos y millones en pérdidas en Costa Rica

Agencia ACAN–EFE. Desde San José. | 22 de Octubre de 2007 a las 00:00
El temporal que azotó Costa Rica durante las últimas dos semanas, y que dejó 18 muertos y 70 millones de dólares en pérdidas, concluyó al registrarse el lunes una mejora en el clima y descartarse los efectos de una onda tropical que se encuentra en el Caribe. El presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Daniel Gallardo, declaró el lunes a Radio Monumental que "el pronóstico para hoy es muy positivo, pues la onda tropical ya no afectará y las lluvias que se registrarán son las propias de la época". Según Gallardo, la mejora en el clima les permitirá comenzar las labores de reconstrucción de viviendas y carreteras, así como brindar mejor ayuda humanitaria a algunas comunidades que aún permanecen inundadas o aisladas. Un total de 3,134 costarricenses permanecían este lunes en albergues en diversos puntos de Costa Rica, pero principalmente en la provincia de Guanacaste, en el Pacífico. La CNE indicó que "el drama en las zonas afectadas por el temporal que golpeó al país la semana pasada, continúa para 3,134 personas, mientras que los cuerpos de socorro comienzan a ingresar a zonas que habían estado completamente aisladas". La CNE precisó que "la provincia más afectada es Guanacaste con 2,738 personas procedentes de Carrillo, Santa Cruz, Liberia, Bagaces, Nicoya, La Cruz, Hojancha y Cañas, que se encuentran en albergues". La CNE confirmó que al menos 10 comunidades y 500 familias están incomunicadas por efecto de las inundaciones provocadas por las lluvias en Costa Rica. Las precipitaciones causaron daños en Nandayure, provincia limítrofe de Guanacaste, y en Corredores, Puntarenas. Las lluvias también afectaron 124 tramos de carretera, 29 puentes dañados, 41 pasos de alcantarillas destruidas y cinco acueductos rurales dañados, indicó la CNE. Daniel Gallardo, presidente de la CNE, manifestó que cientos de familias están aisladas por falta de comunicación terrestre debido a que las inundaciones cubrieron 200 kilómetros de carreteras asfaltadas y casi borraron unos tres mil 730 kilómetros de caminos. Con antelación, Karla González, ministra de Transportes, advirtió al diario La Nación que esa entidad carece del dinero suficiente para asumir la reconstrucción de las carreteras, cuya primera fase puede comenzar en noviembre si cesan las lluvias. En la zona sur, en Coto Brus, 30 familias de Santa Marta, Barranquilla y San Isidro de Agua Buena también están aisladas, informó Eduardo Cedeño, representante de la entidad en la zona. Las autoridades de la CNE mantienen vigilancia en los ríos Claro y Corredores, pues la acumulación de agua podría causar peores inundaciones, afirmó. Por el momento permanecen evacuadas en albergues unas 2.500 personas, principalmente en las provincias de Guanacaste y Puntarenas, ambas en el litoral Pacífico, y los damnificados superan los 18.000. La CNE mantiene en alerta roja (máxima) a Parrita (Puntarenas) y a Guanacaste, en alerta verde (mínima) a Limón y en alerta amarilla (intermedia) al resto del territorio costarricense, pero en las próximas horas podrían levantarse estas medidas. Por esta emergencia, que ha dejado un total de 18 muertos y pérdidas por unos 70 millones de dólares en infraestructura, carreteras y cultivos, el gobierno decretó el miércoles pasado emergencia nacional. Con el decreto de emergencia nacional, el gobierno pretende agilizar el uso de recursos para la ayuda humanitaria, reconstrucción de carreteras, mejoramiento de diques y construcción de viviendas para las personas afectadas. En total se registran 200 kilómetros de carreteras de asfalto dañados, 3.730 kilómetros de caminos de lastre afectados y 22 puentes con daños. Dinero y alimentos donados por empresas y la población están siendo recolectados en bancos y por la CNE. El ministerio de Salud ha reforzado su trabajo en las zonas afectadas por el temporal para evitar un repunte en los casos de dengue, diarreas y enfermedades respiratorias. Según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), este mes ha sido uno de los más lluviosos de los últimos años.

Descarga la aplicación

en google play en google play