Escúchenos en línea

Dirigentes del FMLN desea respeto a los asuntos internos de El Salvador

San Salvador. Agencia PL. | 1 de Septiembre de 2016 a las 10:14

La jefa del grupo parlamentario del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Norma Guevara, expresó su deseo de que Estados Unidos respete los asuntos internos de El Salvador.

'No debemos de temblar por decir la verdad y esperamos que Estados Unidos respete', manifestó la dirigente política en una entrevista ante un comunicado emitido este día por la embajada de ese país en El Salvador.

Tal comunicado fue difundido luego de que el diputado del FMLN Roger Blandino señalara a la embajadora de ese país, Jean Manes, de presionar para crear en la Asamblea Legislativa una comisión con el fin de analizar el desafuero del exministro de Defensa Atilio Benítez.

Al extitular y embajador de El Salvador en Alemania se le imputan supuestos actos de corrupción como ventas de armas.

La víspera, Blandino recalcó que El Salvador es un país soberano y sus problemas son de los salvadoreños.

El comunicado de la embajada estadounidense señala que tiene tres prioridades: 'apoyar los esfuerzos de El Salvador para mejorar la seguridad; ampliar las oportunidades económicas y fortalecer el clima de inversión, y reducir la corrupción y promover una institucionalidad fuerte'.

El texto aclara que 'los funcionarios de la embajada interactúan con diferentes sectores del Gobierno de El Salvador y la sociedad civil en estas tres áreas', lo cual ni afirma las declaraciones del diputado, pero tampoco las desmiente.

Norma Guevara recalcó que las decisiones en la Asamblea Legislativa deben ser tomadas con legitimidad y no bajo presiones.

El Salvador y Estados Unidos tienen temas de interés común, pero la bancada del FMLN quiere que los diputados sean capaces de votar por conciencia y no por presión, reiteró.

Recalcó que el FMLN siempre ha estado comprometido con la transparencia y la honestidad y 'estamos de acuerdo con que se investigue lo que se deba'.

La Fiscalía General de la República le imputa al diplomático los delitos de estafa, tenencia, portación o conducción ilegal de armas de fuego y comercio ilegal o depósito de armas, que habría cometido entre 2011 y 2013 cuando se desempeñó como viceministro y ministro de la Defensa, en el mandato de Mauricio Funes.

La comisión para analizar su desafuero fue aprobada el pasado jueves y tiene un plazo de 60 días para estudiar el caso y establecer si pasa o no a juicio.

De acuerdo con las normativas, para retirarle la inmunidad en el pleno legislativo son necesarios 43 votos.

El FMLN, aunque forma parte de la comisión de antejuicio, no votó para su creación porque considera que el requerimiento presentado por la FGR carece de dos de los requisitos que establece el Código Procesal Penal.


Descarga la aplicación

en google play en google play