Escúchenos en línea

El gobierno salvadoreño y el bloqueo fiscal

San Salvador. Por Odalys Troya/PL | 19 de Septiembre de 2016 a las 10:53

La situación fiscal de El Salvador es uno de los temas que más eco encuentra actualmente en medios de prensa, espacios de entrevistas, periódicos y redes sociales de este país.

La idea de lo que puede avecinarse en unas semanas genera imágenes catastrofistas como la supuesta paralización del gobierno central que no tendría recursos para su funcionamiento.

Sin embargo, al decir de analistas, una parte de la solución de este problema, la más inmediata, está en manos del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y de la Sala de lo Constitucional.

Por un lado, Arena podría votar a favor de los mil 200 millones en bono solicitados por el gobierno y contribuir a la aprobación de una verdadera reforma fiscal que frene la evasión y la elusión.

Por otro, la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia tienen en sus manos la facultad de desentrampar 900 millones en letras del tesoro que fueron aprobados el pasado año, y valorar la anulación de un conjunto de normativas que ahora frenan ingresos al gobierno.

La Asociación de Radio y Programas Participativos (Arpas) aludió a una denuncia de la presidenta de la Corporación de Municipalidades, Milagro Navas, sobre retrasos en la transferencia de los fondos a las alcaldías por parte del Ejecutivo.

Navas señaló que durante los últimos dos meses las municipalidades no recibieron recursos del gobierno central, y que esto impide la realización de proyectos en las comunidades, explica Arpas sobre esta denuncia de la alcaldesa del municipio Antiguo Cuscatlán, del departamento de La Libertad.

'Milagro Navas omite decir que la falta de transferencias de recursos del Ejecutivo a las alcaldías, es resultado de la perversa estrategia de ahogamiento financiero que su partido, Arena, mantiene contra el gobierno del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), recalca Arpas.

Subraya que dicha 'estrategia consiste en no aprobar en la Asamblea Legislativa ningún financiamiento gubernamental: ni préstamos, ni reformas tributarias, ni reorientación de fondos, nada. En esta conspiración también participan los magistrados de la Sala Constitucional y los grandes empresarios que evaden el pago de impuestos'.

Alerta que el propósito de esto es que el gobierno no tenga ingresos para atender las necesidades de la población y resolver los problemas del país lo cual generará un enorme descontento social que se traducirá en un costo político-electoral para la izquierda gobernante.

Enfatiza que a los diputados, magistrados y empresarios oligarcas que ejecutan la estrategia, no les importan los graves daños que esto causa al país.

No les importa siquiera que las alcaldías de su propio partido Arena no tengan recursos, remarca.

Arpas considera que se trata de una irresponsabilidad de la oposición al tiempo que exhorta a la ciudadanía y a todas las organizaciones progresistas, sectores democráticos y toda la población decente a actuar.

'Incluso los sectores moderados de la derecha empresarial que no quieren un colapso económico ni un estallido social que afecte sus posibilidades de negocios, también deberían actuar', insta Arpas.

Opina que, de igual forma, los alcaldes de Arena que no tienen recursos para hacer las obras que prometieron a sus electores deberían revelarse contra la malévola estrategia de su partido y rechazar el bloqueo financiero contra el Ejecutivo.

Advierte que en la práctica es un bloqueo contra todas las alcaldías, contra toda la población y contra todo el país.

Asimismo, el economista Cesar Villalona asegura que la derecha partidaria y empresarial buscan quebrar las finanzas públicas al bloquear el apoyo al financiamiento de programas sociales y de seguridad.

'Aquí estamos en una lucha política y por eso bloquean y no votan por el presupuesto, bloquean préstamos y bonos y lo que no se puede bloquear en la Asamblea Legislativa lo tira a la Sala', señaló Villalona.

Agregó que el gobierno ha propuesto varias medidas entre las que se destaca la reforma fiscal ante la Asamblea Legislativa, pero no ha contado con el apoyo de los partidos de derecha, en especial el grupo parlamentario de Arena.

En este contexto la evasión y la elusión fiscal agudizan la situación por lo que Villalona considera que hay que combatirlas.

Recordó que en El Salvador hay una larguísima lista de empresa con mora, y al mismo tiempo existen 26 leyes para no pagar impuestos.

Por ejemplo, las inversiones en turismo por más de 50 mil no pagan impuesto a causa de los mecanismos de elusión, explicó.

El presidente, Salvador Sánchez Cerén, ha reiterado su interés por el diálogo con todos los sectores políticos del país para llegar a acuerdos en diversas materias, en particular el fiscal, y de esa forma transitar hacia el desarrollo y el progreso de esta nación y su gente.


Descarga la aplicación

en google play en google play