Escúchenos en línea

Guatemala no ha desarrollado planes para atraer inversión extranjera

Ciudad Guatemala. Agencias. | 26 de Septiembre de 2016 a las 12:16

El embajador del Reino Unido afirma que ahora Guatemala se ve desde el exterior como un país en un proceso positivo de cambio, lo cual, destaca, es visto por los inversionistas como una buena noticia; sin embargo, dejó claro que hay que ser más contundente.

 En los últimos ocho años, Guatemala no ha desarrollado una estrategia agresiva de atracción de capital extranjero, y el interés que pueda generar el país se ha visto impactado tanto por la crisis política del 2015 cuando se dio la captura de varios funcionarios, como por los recientes casos de involucramiento de empresas privadas en incidentes de corrupción.

Representantes del cuerpo diplomático, empresarios y funcionarios consideran que las acciones para el combate de la corrupción y la recuperación de impuestos son positivas; sin embargo, aseguran que son temas que causan inquietud entre los inversionistas, además que son problemas estructurales a los que no se les ha puesto atención desde hace años. Thomas Carter, embajador del Reino Unido, afirma que ahora Guatemala se ve desde el exterior como un país en un proceso positivo de cambio, lo cual, destaca, es visto por los inversionistas como una buena noticia; sin embargo, dejó claro que hay que ser más contundente.

“Se necesita un mensaje claro del Gobierno de que el país está abierto a inversionistas extranjeros, y no he oído ese mensaje de manera tan clara”, refirió el diplomático.

En opinión de Carter, un inversionista viene dispuesto a cumplir con sus obligaciones, pero quiere tomar la decisión a largo plazo, por lo que necesita “certeza a largo plazo”, Comentó que han tenido conocimiento de inversionistas que “tienen un poco de miedo de firmar nuevos acuerdos (contratos)”.

“Es estructural”

Para Bernardo Penha, jefe del sector económico y comercial de la Embajada de Brasil en Guatemala, a los inversionistas no les asusta la crisis política de coyuntura, sino los problemas estructurales que vienen desde hace años como el alto porcentaje de informalidad, porque es difícil calcular el tamaño del mercado.

“Un inversionista que es correcto, que es serio, que quiere pagar sus impuestos, así como cumplir sus obligaciones, no tiene más miedo hoy que el año pasado en venir al país”, dijo Pehha a Prensa Libre. Según datos de la Encuesta Nacional de Empleo e Ingresos 2016 (Enei) refieren que el porcentaje de informalidad fue de 69,8% en el primer trimestre.

El otro punto “que asusta” a la gente, aseguró Pehha, tiene que ver con la crisis política, pero no directamente con la coyuntura del año pasado y de este, sino con la percepción de las dificultades con la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), y que está relacionado con trámites burocráticos, complejos y confusos. “La crisis política que se notó desde el año pasado se dio, en parte, por esos motivos, pero no es la crisis actual lo que asusta a la gente”, insistió.

El funcionario brasileño va más allá y refirió que el país no tiene un plan agresivo de atracción de inversiones en general y falta promoción para dar a conocer al país, aspecto que comentó, se notó recientemente, ya que a diferencia de otros países de Latinoamérica, no tuvo presencia en promoción y anuncios en los recientes juegos olímpicos.

Sin presupuesto

Rubén Morales, ministro de Economía, reconoció que Guatemala no tiene acciones agresivas para la atracción y promoción de inversiones y lo atribuye a la falta de un presupuesto “amplio, grande y fuerte, porque la promoción internacional es cara”, al referirse a la presencia en medios internacionales o la participación en ferias y congresos de inversión.

Instalar un pabellón o stand en alguna feria puede llegar a costar US$30 mil, refirió.

El país ha estado ausente los últimos ocho años de actividades internacionales de este tipo, dijo Morales, y lo atribuye a la falta de fondos en las gestiones del 2008 al 2016.

“La presencia del Ministerio y del país se ha reducido de manera sustancial”, advirtió.

Las delegaciones han sido más que todo del sector privado o del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat).

“Del 2004 al 2008 se tuvo presencia porque contaban con fondos de un préstamo del Banco Mundial, pero “una vez se terminó de ejecutar ya no hubo fondos para eso” añadió.

El Mineco y Pronacom no brindaron información respecto de en cuántas actividades se ha participado como Estado del 2004 al 2016.

Desde el año pasado disminuyeron las operaciones de la oficina Invest in Guatemala y en la actual administración se suspendió en los primeros meses del año. Se sabe que se trabaja en una nueva estructura de esa oficina.

Cifras de inversión

En 2015, el país recibió US$1 mil 208.5 millones en concepto de Inversión Extranjera Directa (IED), lo que significa el monto más bajo respecto de los tres años anteriores, según datos del Banco de Guatemala.

El país ocupa el tercer lugar en recepción de IED en Centroamérica, pero está muy por debajo de Panamá y Costa Rica, que reportan US$5 mil 039 millones y US$3 mil 094 millones, respectivamente.

En el primer trimestre del 2016 se reportan US$311.6 millones.

Juan Pablo Carrasco, presidente de la Cámara de Comercio Guatemalteco Americana (Amcham), refiere que lo que impacta la inversión en la actualidad es una mala legislación como la ley que reduce las actividades de zonas francas, una mala aplicación por parte del Organismo Judicial en temas de inversiones y una mala política de atracción.

Carrasco indica que el inversionista extranjero no comprende el impacto de las denuncias y juicios porque no ha habido una política de comunicación adecuada.


Descarga la aplicación

en google play en google play