Escúchenos en línea

Saca sigue protegiendo a sus compinches, los criminales de guerra

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 6 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, aseguró este lunes que no promoverá la derogación de una ley de amnistía que en 1993 perdonó los crímenes cometidos durante la guerra (1980-1992), porque sería "desarmar" la estructura de los acuerdos de paz que permitieron poner final conflicto. "Yo no voy a dar ningún paso para derogar la Ley de Amnistía, porque eso es comenzar a desarmar la estructura que le dio vida a los Acuerdos de Paz", señaló Saca en respuesta a declaraciones del rector de la Universidad Centroamericana (UCA), José María Tojeira, quien aseguró que la amnistía "se ha convertido en el obstáculo más importante para una verdadera reconciliación". Para Saca, derogar la amnistía "significa meter al país en una vorágine del recuerdo de un pasado que nos debe servir, aprender de él para no repetirlo, porque de lo contrario nunca vamos a cerrar esto (las heridas de la guerra), y yo creo que los salvadoreños necesitamos mirar hacia el futuro". "El gobierno debería estar dispuesto a reconocer las graves violaciones del pasado cometidas desde el poder del Estato y pedir perdón públicamente por ellas, en su calidad de representante actual del Estado salvadoreño", opinó el rector de la UCA. Saca reconoció que el sacerdote Tojeira "es una persona con mucha autoridad moral", con la que conversó "largo y tendido" sobre el tema, pero recordó que los acuerdos de paz "llevan implícito un espíritu de reconciliación" el cual pretende que "las viejas heridas del pasado sanen para que la sociedad pueda salir adelante". En enero de 1992 el gobierno y la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional firmaron acuerdos de paz. Entonces las Naciones Unidas crearon una Comisión de la Verdad que investigó los peores crímenes cometidos por militares, escuadrones de la muerte y guerrilleros. En marzo de 1993 el Congreso aprobó la amnistía para evitar interminables juicios. Los doce años de guerra civil en El Salvador, dejaron más de 75.000 muertos, más de 7.000 desaparecidos y pérdidas a la economía por 1.579 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play