Escúchenos en línea

Uno de los criminales del jarabe contaminado, herido en cárcel de Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 6 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El panameño Ángel de La Cruz, el único detenido por la muerte de 107 personas por las medicinas del Seguro Social contaminadas con dietileneglycol, resultó herido en una pelea con otro interno en la cárcel de Tinajitas, en la capital. El director del Sistema Penitenciario (SP), Luis Gordón, dijo en rueda de prensa que De La Cruz "resultó lesionado en la frente al tener una riña con otro reo en la parte de afuera de la celda, en Tinajitas", según un comunicado oficial del Ministerio de gobierno y Justicia. "Fue una riña con otro reo -no identificado- y salió con la peor parte", indicó escuetamente Gordón sobre el incidente, registrado el pasado fin de semana. De La Cruz fue trasladado al Hospital San Miguel Arcangel, cercano al lugar, donde estuvo bajo observación médica por varias horas, para después regresar al centro carcelario. Con anterioridad, los abogados del empresario habían solicitado al Ministerio Público (MP) que lo beneficiaran con una medida cautelar de arresto domiciliario, pero no le ha sido concedida. Angel De La Cruz fue detenido por su presunta vinculación con la entrada al país de un lote de supuesta glicerina pura para la elaboración de medicinas en la Caja de Seguro Social (CSS) de Panamá, pero que resultó ser dietilineglycol, un alcohol de uso industrial. El mes pasado, la procuradora general de Panamá, Ana Matilde Gómez, confirmó que son 107 los pacientes que han muerto por envenenamiento con medicinas contaminadas con este tóxico. Destacó que, hasta el momento, hay 700 denuncias consignadas ante la Fiscalía Superior Especial del MP sobre los envenenamientos por ingerir medicamentos elaborados con dietileneglycol, un refrigerante automotriz no apto para el consumo humano. Del total de denuncias, 156 han sido confirmadas como positivas y otras 174 como negativas, y aún falta por revisar 370 expedientes. Los casos positivos, 107 corresponden a pacientes fallecidos y los otros 49 a personas que sobrevivieron al tóxico, según Gómez. Los casos de envenenamiento datan de entre junio y octubre de 2006, cuando se dieron las primeras muertes por los medicamentos contaminados. La CSS usó el año pasado el lote de supuesta glicerina pura para elaborar medicinas, vendido por la empresa importadora panameña Medicom, que la adquirió a su vez de la suministradora española Rasfer, la cual la había importado de China. En Panamá sólo está detenido el gerente de Medicom, Ángel De la Cruz, aunque en el expediente están bajo investigación una decena de funcionarios del Seguro y ejecutivos de esa empresa. El Seguro Social de Panamá reclamó en septiembre pasado a la empresa española Rasfer Internacional, en Barcelona, en principio 9,2 millones de dólares para indemnizar a las víctimas. La Fiscalía Especial encargada del caso emitió una orden de detención internacional con fines de extradición contra la representante legal de Rasfer, Asunción Criado, a la que acusa del delito de atentar contra la salud pública.

Descarga la aplicación

en google play en google play