Escúchenos en línea

Arrecia lucha contra pandillas y delincuentes en El Salvador

Agencia AFP. Desde San Salvador. | 9 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Medio centenar de personas han sido detenidas en la última semana en El Salvador acusadas de asesinato y robo a bancos, en una operación policial contra pandilleros y delincuentes destinada a reducir la violencia que deja una media de nueve muertos diarios en el país. "Se han efectuado los operativos (de detención) con el propósito de golpear las estructuras delincuenciales y vamos a seguir con estas acciones mientras sea necesario y para ello se trabaja a nivel de inteligencia policial para detectar a aquellos que tienen pendiente enfrentar la justicia", aseguró el subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), comisionado José Luis Tobar. Desde inicios de la semana, unidades especializadas de la PNC han efectuado operativos de búsqueda y detención de pandilleros en distintas zonas del país, principalmente en ciudades circundantes a la capital San Salvador, en donde se ha detenido a miembros de esos grupos acusados de asesinato, robo y extorsiones. En un último golpe a estructuras delincuenciales, esta semana la Policía Nacional Civil detuvo a 16 personas acusadas de pertenecer a una banda dedicada al robo de cajeros automáticos, camiones blindados de entidades bancarias, bancos, empresas comerciales y gasolineras. Los detenidos son sospechosos de al menos 14 robos ocurridos entre setiembre de 2005 y mayo de 2007 y que en conjunto suman unos 3 millones de dólares. "Para dar con las bandas delincuenciales ha sido importante la coordinación investigativa entre policía y fiscalía, pero poco a poco se va desarticulando a bandas criminales, y lo importante de todo esto es que la población se dé cuenta que se está trabajando en pro de una mejor seguridad", agregó el viceministro de Seguridad Pública, Astor Escalante. Las autoridades, además de incrementar los operativos de captura de delincuentes, mantienen vigente la prohibición de porte de armas de fuego en pleno corazón de San Salvador y en otras cinco zonas de su periferia, además de las populosas ciudades de Santa Tecla (oeste), Soyapango (este) y desde el pasado 1 de noviembre se sumó la ciudad de Colón (oeste). "Lo ideal sería extender el plan de veda de armas en todo el país, pero desafortunadamente para ello necesitamos tener más agentes de policía y no los tenemos, pero en la medida que se vayan graduando más policías, que se tengan más recursos como patrullas se va a posibilitar ir extendiendo los lugares donde no se puede andar armado", remarcó Escalante. De momento, la Policía Nacional Civil cuenta con poco más de 17.000 agentes que están distribuidos en los 14 departamentos del país. El Salvador es abatido por una ola de violencia delincuencial que deja un promedio diario de nueve muertes e innumerables asaltos en plena vía pública.

Descarga la aplicación

en google play en google play