Escúchenos en línea

Crece 3.6 por ciento la economía de Honduras

Tegucigalpa. Agencias. | 21 de Diciembre de 2016 a las 11:24

La economía hondureña creció un 3.6% entre enero y octubre pasados, marginalmente por debajo del 3.7% registrado en el mismo lapso de 2015, impulsada por los servicios financieros, electricidad y agua, informó ayer el Banco Central del país.

La tendencia interanual de la actividad económica fue también del 3.6% hasta octubre, indicó el Banco Central en un informe.

Detalló que la actividad económica en los primeros diez meses fue impulsada por el crecimiento de sectores como intermediación financiera, seguros y fondos de pensiones (8.6%); electricidad y agua (5.2%); agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (3.8%); transporte y almacenamiento, correo y telecomunicaciones, ambos con 3.3%, y construcción (3.2%).

El Banco Central precisó además que el sector de minas y canteras presentó un caída del 2.9% en el periodo estudiado debido a una disminución en la extracción de zinc, plomo, plata y oro.

La economía hondureña creció un 4.2% en 2015 y se espera que al cierre de este año supere el 4%, según autoridades hondureñas.

El crecimiento económico es el aumento de los bienes y servicios producidos por una economía durante un año, aunque se mide trimestralmente.

El crecimiento económico así definido se ha considerado (históricamente) deseable, porque guarda una cierta relación con la cantidad de bienes materiales disponibles y por ende una cierta mejora del nivel de vida de las personas.

Sin embargo, no son pocos los que comienzan a opinar que el crecimiento económico es una peligrosa arma de doble filo, ya que mide el aumento en los bienes que produce una economía, pero también está relacionado con lo que se consume o, en otras palabras, se gasta.

La causa por la que según este razonamiento el crecimiento económico puede no ser realmente deseable, es que no todo lo que se gasta es renovable, como muchas materias primas o muchas reservas geológicas (carbón, petróleo, gas, etc).

El crecimiento suele calcularse en términos reales para excluir el efecto de la inflación sobre el precio de los bienes y servicios producidos.

En términos generales el crecimiento económico se refiere al incremento de ciertos indicadores, como la producción de bienes y servicios, el mayor consumo de energía, el ahorro, la inversión, una balanza comercial favorable, el aumento de consumo de calorías per cápita, etc.


Descarga la aplicación

en google play en google play