Escúchenos en línea

ALBA Petróleos El Salvador, otro año de servicio al pueblo

San Salvador. PL. | 24 de Diciembre de 2016 a las 08:59

ALBA Petróleos El Salvador, la primera empresa de almacenamiento y distribución de diésel y gasolinas con finalidad social en este país, cierra 2016 con nuevos éxitos traducidos en servicios a la población, en el contexto de su décimo aniversario.

Este año, la empresa de capital venezolano y salvadoreño, decidió ampliar los trabajos de mantenimiento y adecuación tecnológica de sus estaciones de venta de combustible con el objetivo de brindar atención de mayor calidad a los usuarios.

Las jornadas que aún continúan, incluyen la incorporación de nuevos surtidores de derivados como gasolinas y diésel.

En tanto, el mantenimiento contempla limpieza de tanques, pruebas de hermeticidad y revisión de los sistemas de calibración, llenado y surtido, con equipos electrónicos de desplazamiento de alto flujo.

De acuerdo con el ingeniero Antonio Alfaro, responsable de seguridad de ALBA Petróleos, esta empresa cumple con los estándares de calidad y con la preservación del ambiente.

Por ello participan en estas labores un equipo profesional de más de 15 personas bajo estricta supervisión, conformado por al menos siete técnicos especializados en calibración, limpieza y pruebas de hermeticidad, un jefe de estaciones de servicio, administradores de las estaciones, jefes de pista y supervisores de estaciones.

Este año también inauguró su estación 54 en el municipio de Ilopango, en el departamento de San Salvador, la cual cuenta con cuatro surtidores para dispensar gasolina y diésel hasta ocho autos de manera simultánea.

Además, una bomba especial de alto flujo para vehículos de transporte colectivo y transporte de carga que facilita el llenado inmediato.

La estación denominada ALBA Panamericana es totalmente nueva, y cumple con los más altos estándares de seguridad industrial y salud ocupacional para salvaguardar la integridad física de sus clientes y preservar el medioambiente.

La nueva ALBA, como le llama la población de forma genérica a estas estaciones, proporciona 18 nuevos empleos para jóvenes.

Este 2016, la empresa acuñó el slogan Calidad 360 que precisa a sus directivos y trabajadores a tener un minucioso control de la cadena de valor y asegurar la mejor opción para sus consumidores.

Su vicepresidente Jaime Recinos recordó en entrevista con Prensa Latina, que ALBA Petróleos El Salvador nació hace una década como una empresa de economía mixta con una participación accionaria del 60 por ciento de PDV Caribe y 40 por ciento de Asociación Intermunicipal Energía para El Salvador (Enepasa).

Enfatizó que muchas razones la diferencian de las demás empresas comercializadoras de combustibles en el país porque tiene control total desde la extracción, en Venezuela, su proceso de refinación hasta la llegada, almacenamiento y distribución final de los combustibles al usuario.

Pero, particularmente por su finalidad social, pues de cada galón de diésel vendido, al menos cuatro centavos se utilizan para el bienestar social al apoyar proyectos de salud, educación, deporte y prevención de la violencia, entre otros.

En sus inicios, la empresa apoyó en la creación de alguna infraestructura deportiva en las comunidades, y luego se fue fortaleciendo hasta llegar a invertir más de 15 millones de dólares en reparaciones de escuelas y donaciones de equipos a los hospitales, como ambulancias, entre otros renglones.

También ALBA Petróleos apoya la agricultura y ha reactivado más de 100 mil manzanas, lo que ha permitido a El Salvador independizarse más de otros países en la adquisición de alimentos como los granos básicos y otros productos del agro. Asimismo, ayuda a la pesca y programas de gobierno.

Destacó el apoyo al programa Una niña, un niño, una computadora, a través de la entrega de estos equipos a los estudiantes, y que son ensamblados en una nueva fábrica en El Salvador.

Igualmente ALBA Petróleos El Salvador apoya el Programa Nacional de Alfabetización y ha permitido que más de tres mil 700 jóvenes que no tenían condiciones económicas para continuar estudios, accedan a becas.

Todo esto atraviesa el eje de prevención de la violencia y al mismo tiempo busca generar valores, fortalecer principios, fomentar la solidaridad y la complementariedad.

La empresa tiene actualmente 54 estaciones, 10 son propias y 44 son abanderadas, es decir de otros empresarios, que no solo distribuyen gasolinas y diésel, sino también lubricantes de alta calidad.

Cuenta con una planta de almacenamiento en el puerto de Acajutla, denominada Schafik Hándal, de las más modernas de Centroamérica que cumplen con todos los estándares internacionales.

En octubre de este año, trabajadores de la planta realizaron un simulacro para evaluar los planes preventivos en caso de un derrame de hidrocarburo.

El ejercicio, que se realiza con frecuencia, pero que por vez primera contó con la participación de representantes de todas las áreas de ALBA Petróleos, de industrias aledañas e instituciones del Estado también valoró la capacidad de respuesta ante ese tipo de accidente.

Uno de sus objetivos primordiales fue, además, tratar una emergencia con la rapidez necesaria y así evitar daños al medioambiente.

El ejercicio consistió en la confinación de un derrame y la posterior succión del combustible vertido en las aguas de la terminal marítima, Schafik Hándal, localizada en Acajutla, en el municipio de Sonsonate, 83 kilómetros al oeste de San Salvador.

Luego del simulacro, los participantes, así como observadores, analizaron los aciertos y los puntos a mejorar en consonancia con los objetivos de esta empresa de ofrecer un servicio de excelencia a sus usuarios, tal como expresa su slogan Calidad 360.

Una de las finalidades del simulacro fue buscar la eficiencia en el tiempo de respuestas pues, mientras más rápido se actúe menor es el impacto en el ambiente, en las comunidades o instalaciones en la zona de riesgo.

Esta planta de almacenamiento de combustibles constituye una de las instalaciones de su tipo más modernas y seguras en la región y cuenta con una terminal marina multiboya especialmente diseñada para las condiciones costeras, zona donde se llevó a cabo el simulacro.

La terminal posee cuatro líneas de tuberías que conectan desde el Pipeline End Manifold-PLEM marino (un colector al extremo del oleoducto) hasta el interior de la planta de almacenamiento.

Estas tuberías tienen un diámetro de 16 y 10 pulgadas (2 de cada uno) y una longitud aproximada de 2,8 kilómetros instalados en tierra y casi un kilómetro situado en el lecho marino.

Cada línea de tubería tiene instalado un tramo de nueve mangueras con una longitud de 9,14 metros, cada una para conexión con el buque. ALBA Petróleos El Salvador es considerado uno de los modelos más exitosos dentro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y del mecanismo energético e integracionista PetroCaribe.

Continúa su consolidación y expansión en el país, a pesar de los bajos precios del petróleo, y las acciones de descrédito difundidas por algunos medios de prensa y personeros de la más rancia derecha asentada en este país y Estados Unidos.

 


Descarga la aplicación

en google play en google play