Escúchenos en línea

Con el FMLN, «nace la esperanza. Viene el cambio» en El Salvador

Por Cristina Hasbún, agencia ACAN–EFE. Desde San Salvador. | 10 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) busca ganar la presidencia de El Salvador en las elecciones de 2009 con el periodista Mauricio Funes, quien será proclamado este domingo como candidato junto con su compañero de fórmula, Salvador Sánchez Cerén, como aspirante a la vicepresidencia. Funes y Sánchez Cerén, jefe del grupo parlamentario del FMLN, serán proclamados en una convención nacional del partido, que se celebrará en el estadio Cuscatlán de San Salvador. La "ofensiva electoral" que lanzará el domingo el FMLN, con el lema "Nace la esperanza. Viene el cambio", desembocará en los comicios de 2009, veinte años después de esa ofensiva guerrilla que llevó a los acuerdos que terminaron con doce años de guerra civil. El comunicador, de 48 años, atesora una larga trayectoria en medios televisivos y goza de alta popularidad en la sociedad salvadoreña, según encuestas realizadas por diarios locales poco antes de que su candidatura fuera anunciada por la Comisión Política del FMLN, en septiembre pasado. Por su parte, Sánchez Cerén, de 63 años, es un líder histórico del FMLN, la antigua guerrilla salvadoreña, de la cual es el único miembro de la Comandancia General que queda en el partido tras su legalización en diciembre de 1992 en virtud de los Acuerdos de Paz que firmó con el gobierno en enero de ese año. Los otros cuatro miembros que integraban la "comandancia general" del Frente eran Francisco Jovel, Joaquín Villalobos y Fermán Cienfuegos, quienes renunciaron al partido tras su conversión ideológica hacia la derecha, y Schafik Handal, muerto de un infarto en enero de 2006. Las tempraneras candidaturas de Funes y Sánchez Cerén han levantado polvareda en el ambiente político nacional, sobre todo en los demás partidos que participarán en la contienda, la mayoría de derecha, que ahora más que nunca ven una real posibilidad de que el FMLN pueda ganar las elecciones. El temor se basa, por una parte, en la popularidad de Funes, un fuerte crítico de los gobiernos de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), en el poder desde 1989, y en su supuesta desvinculación del FMLN en sus años como periodista, partido en el que no estaba inscrito hasta su lanzamiento. La candidatura de Funes ya se daba por segura en medios de comunicación salvadoreños antes del anuncio oficial, ya que su nombre también había sido barajado en el FMLN para las elecciones presidenciales de 2004, pero las discrepancias internas, que afloraron en público, terminaron con la postulación de Schafik Handal. Dirigentes del FMLN se manifiestan confiados en su propia fuerza electoral, pero también en la corriente victoriosa de partidos de izquierdas en los últimos años en América Latina, la más reciente del socialdemócrata Álvaro Colom, en Guatemala, país históricamente gobernado, como El Salvador, por militares o partidos de derecha. Tanto ARENA como otros sectores de derecha han enfilado ya su campaña contra el FMLN con la bandera anticomunista y le vinculan estrechamente con los gobiernos de Cuba y Venezuela. La fecha elegida por el Frente para la proclamación de sus candidatos también ha sido duramente criticada por estos sectores, ya que el 11 de noviembre de 1989 la entonces guerrilla lanzó una fuerte ofensiva militar en San Salvador que llevó a las Naciones Unidas a aceptar su intermediación en las negociaciones de paz. La Asamblea Legislativa decretó ayer, con 45 votos -de ARENA, Partido de Conciliación Nacional (PNC) y Partido Demócrata Cristiano (PDC), también de derecha- el 11 de noviembre como "Día de Duelo Nacional". En El Salvador las elecciones presidenciales se celebran cada cinco años y cada tres las legislativas y municipales, pero cada 15 años coinciden ambas. Tradicionalmente las elecciones generales se habían celebrado en una misma fecha, pero por disposiciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en 2009 las legislativas y municipales se realizarán en enero y las presidenciales en marzo, en fechas aún determinadas. Las próximas elecciones presidenciales serán las cuartas de ese tipo en las que el FMLN participará desde 1992 y las sextas en las contiendas por la Asamblea Legislativa, conformada por 84 diputados, y por los 262 gobiernos municipales. Desde su primera participación electoral, el FMLN se mantiene como la segunda fuerza política del país.

Descarga la aplicación

en google play en google play