Escúchenos en línea

Las deudas pendientes de Guatemala con la paz

Ciudad Guatemala. Por Carlos Herranz/RFI | 30 de Diciembre de 2016 a las 10:01

En el vigésimo aniversario de la firma de la paz, Guatemala ha erradicado la criminalidad política. Sin embargo, con la pobreza al alza, permanece entre los más violentos del planeta.

"¡Pueblo de Guatemala, la paz ha sido firmada!", declaró el expresidente guatemalteco Álvaro Arzú el 29 de diciembre de 1996. Han pasado 20 años desde el punto final a un conflicto que dejó más de 200.000 víctimas mortales. Ante la mirada del mundo, el Estado de Guatemala y la guerrillera Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG) firmaban una paz que ponía fin a 36 años de confrontación interna. Dos décadas después, persisten el olvido, la represión y la violencia.

"Desafortunadamente, lo acordado, y la intención de los Acuerdos de paz no han sido una prioridad para el estado de Guatemala", observa Jorge de León Duque, procurador de Derechos Humanos en Guatemala.

Desnutrición crónica

En entrevista con RFI, de León Duque recuerda que "La intención de los Acuerdos de paz fue tratar de reconvertir esta sociedad guatemalteca tan discriminada, injusta y desigual y dotarla de satisfactores minimos que le permitieran a los guatemaltecos vivir dignamente."

"Pero cuando vemos hoy los índices de desarrollo humano y el acceso a los derechos fundamentales como la salud, la educación, la propia vida, el trabajo, y un salario digno, vemos que seguimos siendo un Estado que no satisface estos derecho,  al contrario, la extrema pobreza va en aumento", enfatiza el procurador de derechos humanos, entrevistado por Radio Francia Internacional.

Según él, "el otro hecho que está más grave, son los índices de desnutrición crónica. Hoy, uno de cada dos guatemaltecos que está naciendo lo hace con esa condición de desnutrición".

Desencanto

Lo que se puede palpar en el día a día de los guatemaltecos, es el incumplimiento de acuerdos que buscaban convertir a Guatemala en un país moderno, incluyente, sin apartarse del modelo económico en vigencia. Kevin Parthenay, del Instituto de Ciencias Políticas de París nos ha explicado lo que aquellos acuerdos dejaron pendiente. "La reforma fiscal no se pudo hacer. Eso mantiene un desequilibrio económico y social en el país", explica Parthenay.

Líderes sociales han mostrado coincidiendo con el aniversario su desencanto con este balance especialmente en campos como la justicia.

Las deudas de la paz se alargan dos décadas después y las brechas del conflicto aún no se han cerrado.

Entrevistas:

-Jorge de León Duque, procurador de Derechos Humanos en Guatemala

-Kevin Parthenay especialista de Guatemala en Instituto de Ciencias Políticas de París


Descarga la aplicación

en google play en google play