Escúchenos en línea

Denuncian desalojo de indígenas en el norte de Guatemala

Ciudad Guatemala. Agencia PL. | 6 de Enero de 2017 a las 09:29

Defensores de los derechos humanos en Guatemala denunciaron este viernes que una veintena de familias de la nación maya Poqomchi´ fueron desalojadas por agentes estatales de la Finca Santa Inés, en Santa Cruz, municipio de Alta Verapaz.

Funcionarios del Ministerio Público y de la Comisión Presidencial Coordinadora de la Política del Ejecutivo en materia de Derechos Humanos participaron en la operación, junto a un fuerte contingente de la Policía Nacional Civil, precisaron.

Advirtieron, además, que resultado de esa asonada fueron detenidas dos mujeres -una de ellas embarazada- y dos hombres de ese pueblo originario: Albina Chocooj Col, María Elena Col Rey, Cristobal Mo Ti y Crisanto Tul Cojoc.

A juicio del diputado Leocadio Juracán, de la Bancada de la Dignidad de Convergencia, este es uno de los tantos casos que prueban la continuidad del irrespeto a los derechos humanos de los pueblos indígenas, debido a la poca atención y falta de políticas de acceso a tierra por parte de la institucionalidad agraria.

Recordó que estas familias Poqomchi´ fueron víctimas de la represión del Estado durante el conflicto armado interno, que duró más de 36 años en Guatemala, y exigió la libertad de los detenidos en medio de la operación.

'Hacemos el llamado al Gobierno que se implementen políticas de acceso a la tierra, certeza jurídica y desarrollo rural integral', expresó el congresista, quien alienta la aprobación de la Ley de Desarrollo Rural Integral.

Para Juracán, la legitimación de ese proyecto legislativo posibilitaría ir resolviendo la conflictividad social y agraria en este país centroamericano y eso contribuiría a la reactivación económica local en medio de un contexto marcado por un 59,3 por ciento de pobreza, sobre todo entre los indígenas.

Las familias Poqomchi' de Santa Inés carecen de documentos de propiedad en su mayoría, pero les asiste el derecho de vivir en ese lugar en virtud de un acuerdo gubernativo firmado el 20 de noviembre de 1880 por el entonces presidente Justo Rufino Barrios (1873 y 1885), que nunca fue derogado.

Durante la guerra interna estas tuvieron que desplazarse hacia otros municipios de Alta Verapaz, para sobrevivir de la pobreza y la represión estatal, más regresaron a su territorio cuatro años después de firmados los Acuerdos de Paz Firme y Duradera (1996).

Sin embargo, al retornar chocaron con que sus viviendas y terrenos habían sido ocupados por otras personas, que mediante agresiones y otras acciones hostiles procuraron obligarlos a marcharse nuevamente.

Pese a todo esto, las familias mayas Poqomchi´ insisten desde entonces en permanecer en su territorio originario, donde improvisaron viviendas y procuran sobrevivir en condiciones deplorables.


Descarga la aplicación

en google play en google play