Escúchenos en línea

Presupuesto de 2017 en El Salvador en manos del consenso

San Salvador. Agencia PL. | 9 de Enero de 2017 a las 17:11

El Salvador comenzó el 2017 sin el presupuesto general de la nación ante la negativa de las bancadas de derecha en la Asamblea Legislativa, pero esta semana es decisiva para cambiar o no el panorama.

De acuerdo con el secretario de comunicaciones de la presidencia, Eugenio Chicas, las intenciones de la oposición son sabotear al Gobierno de cara a la inversión en el área social planteada por la administración de Salvador Sánchez Cerén, para este año.

'No hay argumentos para no aprobar el presupuesto. El Objetivo de la oposición es sabotear al Gobierno', expresó Chicas al tiempo que consideró que a esa actitud se une el sustrato preelectoral de este año y al partido Alianza Republicana Nacionalista (Arena) no le conviene que el Gobierno ejecute sus obras a favor de la población.

La primera sesión plenaria de este 2017 tendrá lugar esta semana, y de llegarse a un consenso el Ejecutivo podrá impulsar sus proyectos cuyo eje central es garantizar los programas sociales y profundizar las acciones por la seguridad.

Sin embargo, toda la derecha presente en el parlamento impidió su aprobación en la última sesión ordinaria del 2016 con diversos argumentos, entre ellos que está desfinanciado, muy recurrido cada año por Arena.

Esta vez, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) no encontró el respaldo que los grupos parlamentarios de las restantes fuerzas políticas representadas en la Asamblea que en otros momentos tuvo.

El secretario general del FMLN, Medardo González, criticó al principal partido opositor por tratar de obstaculizar las transformaciones que impulsa este gobierno, sobre todo al bloquear sus finanzas e incluso el presupuesto del país y también a Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) por sumarse a esa postura.

Recalcó que Arena siempre, desde que el FMLN llegó al Ejecutivo en 2009, ha hecho todo lo posible por hacer fracasar a la izquierda en ese poder.

Ante esa posición, el partido de gobierno ha buscado el consenso con las otras fuerzas y ha logrado la aprobación del presupuesto, siempre sin los votos de Arena, excepto el del 2014.

En el 2009, 64 diputados dieron su aprobación y coincidieron en la aprobación del presupuesto del 2010, a pesar de los infructuosos esfuerzos de Arena por convencer a sus aliados políticos para vetarlo.

Arena se opuso a la aprobación del presupuesto con el pretexto de que no lo habían discutido lo suficiente.

También con 64 votos, la Asamblea Legislativa aprobó el Presupuesto General de la Nación para el año 2011. Los diputados del partido Arena no votaron.

De igual forma, el principal partido opositor, tampoco apoyó el monto destinado para el ejercicio fiscal 2012, el cual contó con 61 votos de los 84 diputados que integran el parlamento.

Arena, recurrió a su habitual argumento al expresar que la asignación propuesta por el Ejecutivo estaba desfinanciada y demandaron una política de austeridad.

Para el presupuesto del 2013, hubo una sorpresa en la bancada de Arena, pues cuatro de sus diputados sumaron sus votos al consenso alcanzado por los demás partidos representados en el parlamento.

Los diputados Jesús Grande, de La Paz; Rigoberto Soto, de Usulután; Adelmo Rivas, por Sonsonate; y Sigifredo Ochoa Pérez, de San Salvador, acompañaron la aprobación.

Desde que el FMLN asumió la presidencia solo fue en octubre de 2013 que los 84 diputados votaron por el Presupuesto General de la Nación para el siguiente año 2014.

En esa ocasión algunos legisladores reconocieron el trabajo de la Comisión de Hacienda y Especial del Presupuesto, particularmente a la presidenta de ese ente Lorena Peña que logró una votación por unanimidad.

Incluso, el diputado de GANA Guillermo Gallegos, actual presidente de la Asamblea Legislativa, dijo entonces que fue bueno aprobar el presupuesto con tiempo para generar estabilidad para el país. Sin embargo, para el de este año 2017 su partido no votó y él no convocó a sesión extraordinaria para lograr los votos necesarios.

Pero a fines de noviembre de 2014, Arena volvió a su postura y sin su aval, los demás grupos parlamentarios dieron su respaldo al gobierno de Sánchez Cerén para disponer de los 4,8 mil millones para el ejercicio fiscal de 2015.

Para el del año 2016, el parlamento aprobó con 48 votos el monto de cuatro mil 860 millones de dólares que priorizó áreas como educación, salud y seguridad ciudadana efectiva.

El grupo parlamentario del FMLN alertó que la falta del presupuesto para este 2017 paralizará la economía, al no contar con el dinero requerido por las diversas áreas del Estado.

Los sectores de seguridad, salud, educación, desarrollo de las micro empresas y turismo sufrirán las afectaciones del bloqueo, a pesar del esfuerzo del gobierno por priorizarlas a fin de generar una vida digna al pueblo, aseguró.


Descarga la aplicación

en google play en google play