Escúchenos en línea

Vientos y lluvias de frente frío continuarán afectando a costarricenses

San José. Agencia PL. | 10 de Enero de 2017 a las 12:23

Vientos con ráfagas cercanas a los 120 kilómetros por hora y fuertes aguaceros asociados a un frente frío continuarán afectando este martes a Costa Rica, donde el evento natural ya deja viviendas dañadas, apagones, vías obstruidas e inundaciones.

Asimismo, la Comisión Nacional de Emergencia (CNE) mantiene para esta jornada la alerta verde para las regiones Caribe, Pacífico norte, Valle Central y Zona Norte de esta nación centroamericana, las más castigadas por el fenómeno natural.

La alerta verde es una fase informativa que se decreta cuando se prevé que un evento puede afectar o poner en peligro una comunidad, región o país, e implica activar mecanismos de información y comunicación a instituciones y público en general, dar seguimiento y monitoreo al fenómeno y comunicar a unidades especializadas.

El Instituto Meteorológico Nacional prevé para hoy fuertes vientos en el territorio nacional, con ráfagas de 60 a 80 kilómetros por hora en las partes bajas del Valle Central, Pacífico norte, Caribe y Zona Norte, así como superiores a los 100 kilómetros por hora en los sectores montañosos.

No obstante, la entidad espera una disminución paulatina de la intensidad de los vientos y las precipitaciones para las primeras horas de mañana.

Las condiciones adversas desde el domingo han provocado caída de decenas de árboles, algunos de grandes dimensiones, que obstruyen importantes vías nacionales, y afectan el sistema eléctrico nacional, con unos seis mil usuarios con interrupción en el servicio.

Al respecto, el Cuerpo de Bomberos atendió más de 80 emergencias por árboles caídos, y el Ministerio de Obras Públicas y Transportes reportó al menos 10 semáforos dañados por los fuertes vientos en varios barrios josefinos.

Los fuertes corrientes de aire obligaron además a la CNE a ordenar la prohibición de visitantes en los parques nacionales de los volcanes Poás y Rincón de la Vieja, al tiempo que productores de chile (pimiento picante) y fresas de Vara Blanca perdieron sus invernaderos.

De otro lado, en la zona Caribe se registraron aguaceros de consideración, con amenazas de crecidas y desbordamientos en los ríos Sixaola, Chirripó y Sarapiquí.

Por su parte, el Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología alerta que la aceleración del viento en el Caribe genera mar picado en esa zona y en el Pacífico norte.

Hasta el momento, las autoridades de socorro y atención a emergencias no reportan pérdida de vidas humanas por este fenómeno natural.


Descarga la aplicación

en google play en google play