Escúchenos en línea

Rumbo incierto para la educación pública en Guatemala

Ciudad Guatemala. Por Isabel Soto Mayedo/Pl | 16 de Enero de 2017 a las 12:39

El período escolar comienza este lunes de manera oficial en Guatemala, donde las autoridades prevén completar este año los 180 días de clases sin haber garantizado las condiciones elementales para el desenvolvimiento eficaz del proceso de enseñanza.

Pese al sinnúmero de alertas en ese sentido, este país continúa afrontando una crisis en cuanto a la educación pública y ostentando el triste mérito de ser el que menos invierte en la educación en Centroamérica, apenas 2,5 por ciento en relación con el Producto Interno Bruto (PIB).

Esto impide resolver problemas añejos en esa rama elemental para el desarrollo de la nación y contribuye a alimentar el círculo vicioso en el cual se reproduce el flagelo de la pobreza, que pende sobre casi el 60 por ciento de la población cual espada de Damocles.

La brecha en la cobertura educativa del Estado, unido a la proclividad de algunas familias de empujar a sus hijas e hijos a trabajar desde edades tempranas para garantizar el sustento en medio de la miseria reinante, redunda cada año en la expulsión del sistema educativo de cientos de infantes, adolescentes y jóvenes.

En Guatemala las escuelas públicas para los niveles primario y secundario son escasas, y buena parte de las existentes presentan techos, puertas o paredes rotas; carecen de mobiliario y de útiles necesarios para la impartición de las clases, así como de suficiente cantidad de maestros.

Peor ocurre en esos locales que sin ser propiamente colegios sirven como tales en zonas rurales, sin los requerimientos pedagógicos debidos, sin sanitarios apropiados y hasta con pedazos de tablas en las rodillas de los educandos por mesas, o de piedras o bloques por pupitres.

'Aproximadamente, de 20 mil edificios, el 25 por ciento está en condición de bastante daño, y de ese 25 por ciento, unas mil 700 escuelas tienen problemas serios en techos, pisos, sanitarios y ventanales', reconoció el titular del Ministerio de Educación (Mineduc), Oscar Hugo López.

A su vez admitió la ausencia de un censo de infraestructura escolar y la falta de capacidad del Estado para atender toda la educación en el país, ya que el 80 por ciento por ciento del básico y diversificado está en manos privadas y solo el 20 por ciento lo maneja el Mineduc.

Según el Instituto de Problemas Nacionales de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Ipnusac), de 500 mil niños y niñas que deberían ingresar este año por primera vez al sistema educativo, sólo cuatro de 10 tendrán educación preescolar y ocho de cada 10 ingresarán a primero primaria. 'Lo lamentable es que nuevamente las inversiones en infraestructura, maestros y materiales se posterga, lo cual hace que la brecha de la desigualdad educativa se amplíe', concordaron especialistas de ese centro de estudios, a propósito del primer año de gestión del presidente Jimmy Morales.

Y señalaron, además, que las acciones demuestran que el gobierno no pone énfasis en fortalecer la educación pública, por cuanto las propuestas de políticas educativas para 2017 centran su atención en contener la crisis, sin alternativas claras.

En medio de ello también queda al margen de la atención estatal la calidad educativa, tema que resuena cada día en muchos oídos pero que pareciera pasar de largo por donde están los de los encargados de trazar política en ese orden.

Pensum y programas desactualizados surten el efecto de un nube que ensombrece lo poco que en materia educativa pueden alcanzar los ufanados por vencer los primeros años escolares, quienes suelen salir con conocimientos insuficientes para enfrentar el desafío de cualquier carrera profesional.

Sin embargo, para el ministro de Educación, Guatemala exhibe resultados sin precedentes en materia educativa tras la implementación de políticas de inclusión, de la ampliación de la cobertura tecnológica y de la entrega gratuita de útiles escolares a niños y maestros en el período lectivo anterior.

'Por primera vez en la historia de Guatemala se alcanzó 177 días efectivos de educación durante el ciclo escolar 2016, frente a los 163 del período anterior', declaró a periodistas y destacó el mejoramiento de 350 enclaves docentes, a entrega de cinco mil equipos tecnológicos a escuelas rurales y la impresión de textos escolares bilingües en más de 15 idiomas originarios.

Para 2017, anunció, el Mineduc prevé enfocar el presupuesto en el mejoramiento de la infraestructura escolar, la construcción de nuevas escuelas e institutos tecnológicos, con prioridad en el occidente; e impulsar la educación alternativa a distancia para los jóvenes que están fuera del sistema educativo.


Descarga la aplicación

en google play en google play