Escúchenos en línea

Gobierno de Panamá analiza acusación a Odebrecht por soborno

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 24 de Enero de 2017 a las 11:45

El Gobierno de Panamá analizará este martes en su Consejo de Gabinete los pormenores de la querella que interpondrá contra la transnacional brasileña Odebrecht por soborno a funcionarios públicos de este país entre 2009 y 2014.

La demanda se basa en la confesión de directivos de la empresa, quienes revelaron la entrega de comisiones ilegales por un monto de 59 millones a istmeños cuya identidad no fue divulgada oficialmente hasta el momento, aunque autoridades de Suiza congelaron cuentas a dos hijos del expresidente Ricardo Martinelli.

Fiscales de ese país acusaron formalmente por soborno a los hermanos Ricardo y Luis Enrique Martinelli y les congelaron 22 millones de dólares en cuentas bancarias.

Esta acción ocurrió el pasado año, según carta del 24 de febrero de 2015 enviada por la autoridades helvéticas al Ministerio Público (MP) panameño, de acuerdo con el diario local La Prensa, que citó textualmente la invitación a que el dinero incautado fuese reclamado por Panamá mediante asistencia judicial.

El MP confirmó al rotativo la incautación, pero mantuvo silencio sobre el reclamo del dinero, el cual los juristas suizos sospechan que es parte de pagos de sobornos del grupo brasileño.

Una 'aclaración a la opinión pública' firmada por los hermanos Martinelli calificó la información de 'ataque mediático', y aunque reconoció que 'estamos atendiendo a través de nuestros abogados todas las solicitudes requeridas por las autoridades de Suiza', no confirmó ni negó la aprehensión de las cuentas.

Hasta el momento, las medidas contra Odebrecht se limitaron a descalificarla y solicitarle que renuncie a las licitaciones del cuarto puente sobre el Canal de Panamá y la tercera línea del Metro, además de que devuelva al Estado la concesión de una hidroeléctrica.

Pero Varela reiteró el pasado domingo la necesidad de proteger la economía nacional, por lo que la constructora deberá terminar las obras en ejecución.

La posición oficial sobre el tema se produjo tras el acuerdo de la transnacional con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, donde admitió su culpabilidad en la creación de un esquema de corrupción, y reconoció pagos a servidores públicos panameños.

Odebrecht es el mayor contratista de las nuevas infraestructuras públicas, pues entre 2006 y 2016 se adjudicó contratos por valor de nueve mil millones de dólares, muchas de ellos en ejecución, como la segunda línea del metro capitalino y la ampliación del principal aeropuerto del Istmo.

A pesar de alertas de partidos políticos y la sociedad civil desde el inicio del escándalo de corrupción del emporio transnacional, Odebrecht ganó posteriormente licitaciones para el tren urbano y la renovación de la norteña ciudad de Colón.


Descarga la aplicación

en google play en google play