Escúchenos en línea

Gobierno costarricense busca diálogo para resolver problema de pensiones

San José. Agencia PL. | 24 de Enero de 2017 a las 12:31

El gobierno costarricense decidió buscar el diálogo para lograr consenso sobre la necesidad de adoptar actualmente medidas que permitan resolver a corto plazo la situación financiera del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM).

Para ello, el presidente Luis Guillermo Solís le encargó a su nuevo ministro de Trabajo y Seguridad Social, Alfredo Hasbum, liderar las negociaciones entre las partes involucradas en el aporte de los trabajadores a las pensiones del Régimen de IVM.

Hasbum asumió este lunes, en sustitución de Carlos Alvarado, quien salió el viernes pasado para aspirar a la candidatura presidencial por el gobernante Partido Acción Ciudadana para las elecciones generales de febrero de 2018.

En conferencia de prensa, Hasbum manifestó su deseo de que el resto de los representantes en la mesa de diálogo, es decir de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), los empleadores y los trabajadores sean de la más alta jerarquía y con autorización para la toma de decisiones.

Adelantó que las negociaciones deben instalarse en febrero entrante y utilizará los resultados del estudio actuarial de la Universidad de Costa Rica sobre el Régimen de IVM de la CCSS, para proyectar aquellas medidas necesarias para solventar la situación financiera del régimen de pensiones de la mayoría de los trabajadores del país.

La referida investigación confirmó que la reserva del fondo se agota en 2030 y para resolver esa situación recomienda elevar la edad de retiro del fondo de 65 años a 70 años, pasar la cotización tripartita del 9,16 al 26 por ciento del salario del trabajador y disminuir el beneficio del 60 por ciento del promedio del sueldo al 40.

Recientemente, la Junta Directiva de la CCSS acordó incrementar un punto porcentual el aporte de los empleados al Régimen de IVM a partir de junio venidero, lo cual causó sorpresa no solo en los trabajadores, sino hasta en el Gobierno que, aunque informado, pidió que cualquier medida a tomar debía discutirse con todos los sectores involucrados.

Al respecto, la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) de Costa Rica rechazó esa medida y solicitó incluir entre las demandas de la anunciada huelga general sindical de febrero venidero que la CCSS revierta su decisión de incrementar el aporte obrero al Régimen de IVM de 2,84 a 3,84 por ciento del salario.

El secretario general de la ANEP, Albino Vargas, aseguró que esa medida constituye una puñalada por la espalda a la clase trabajadora, a la cual le quieren cobrar una serie de desaciertos, de improvisaciones y de decisiones, incluso en materia de inversiones, que fueron equivocadas, mientras los responsables están impunes.


Descarga la aplicación

en google play en google play