Escúchenos en línea

Médicos panameños rebajan demanda salarial, si gobierno no privatiza salud

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 14 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Los médicos en huelga desde hace nueve días por mejoras salariales dijeron el miércoles estar dispuestos a negociar con el Gobierno sobre la base de un aumento no inferior al 30 por ciento de su sueldo, si se asegura la no privatización de la salud, pero mantendrán el paro a la espera de un acuerdo. Julio García, coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), que convocó el paro, dijo a la prensa tras la reanudación de las conversaciones con las autoridades salud que además de esta variación, "vamos a introducir otros elementos en la negociación, porque no es que vamos a bajar porque vamos a bajar". García indicó que uno de estos elementos es el compromiso del gobierno de no permitir la privatización de los servicios de salud, el cual esperan quede por escrito para comenzar las negociaciones salariales. Añadió que, de garantizarse la no privatización de los servicios médicos, esto podría llevar a que los galenos rebajen un porcentaje del incremento salarial exigido inicialmente del 60 por ciento. El galeno expresó que el Gobierno no ha variado su posición original de sólo otorgar un aumento salarial del 5 por ciento más un bono anual por productividad y no ha realizado una nueva propuesta, por lo que se sigue sin acuerdo y la huelga se mantiene. García manifestó que si alguien le dice que el Gobierno ofrece 30 por ciento de ajuste "entonces puedo decir: estamos hablando bien, entonces vamos a negociar a partir de ahí". Sin embargo, reiteró que el paro continúa "por que, si se levanta, el Gobierno no va a cumplir ninguna (de las alternativas) que diga". Las partes discuten un pliego de diez puntos presentado por el gremio médico, que incluye un incremento del 60 por ciento sobre el salario base de los galenos, así como mejoras al sistema de salud. El incremento del 60 por ciento representaría unos 98 millones de dólares del presupuesto del Estado, solicitud que el Gobierno aclaró que no tiene posibilidades de satisfacer en este momento. Con el Gobierno trabajan actualmente 3.623 médicos y 539 odontólogos. El Gobierno aplicó el lunes un plan de contingencia con el nombramiento de 80 médicos para garantizar el servicio de urgencia en los hospitales públicos del país, pero hasta el momento no se ha hablado de destituciones. Las autoridades de salud indicaron que estos ochenta médicos han sido nombrados por dos meses, y que a partir de esa fecha pueden ser trasladados a centros de salud o incorporados a las giras médicas. La huelga ha afectado la consulta externa, se han dejado de atender más de 160.000 citas médicas y más de 1.500 cirugías, pero otros servicios de atención como laboratorio, farmacia, radiología, rehabilitación y urgencias se han desarrollado normalmente, informó el Seguro Social.

Descarga la aplicación

en google play en google play