Escúchenos en línea

Vaticinan sombrío panorama económico para El Salvador en el 2008

Diario Co Latino, de El Salvador. | 15 de Noviembre de 2007 a las 00:00
El Salvador afrontaría desde inicios de 2008 un sombrío panorama económico por el alza constante en el precio del petróleo, el encarecimiento de la Canasta Básica, el estancamiento de obras de desarrollo social y la crisis hipotecaria que afecta a Estados Unidos, advirtieron expertos locales. El alza en el precio del petróleo en el mercado internacional ha afectado el crecimiento económico en este país centroamericano, que según las autoridades será del 5 por ciento al concluir 2007, aunque sectores conservadores oficialistas advierten que no pasará del 4 por ciento. Solo para octubre pasado el Estado salvadoreño invirtió en la factura petrolera $ 950 millones de dólares, solo $ 150 millones de dólares menos que el total invertido el año pasado, según datos de la Asociación Salvadoreña de Distribuidores de Productos de Petróleo (ASDPP), que vaticina que la inversión en ese rubro al final de 2007 será de $ 1, 200 millones. A ello se suma el aumento en septiembre en el costo de la Canasta Básica, principalmente en la zona rural de El Salvador, la más afectada por la pobreza, de 6.7 por ciento, respecto al 3.5 por ciento registrad hasta el mismo mes de 2006, reveló la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES). La fundación, principal tanque de pensamiento de derecha, atribuye el aumento en el costo de la Canasta Básica al incremento en el precio de los productos derivados del petróleo, el encarecimiento de la materia prima en el mercado internacional y al alza en la cotización del quintal de maíz por el uso del grano para la fabricación del combustible bioenergético Etanol, que pasó de $100 dólares el quintal en 2005, a $ 150 dólares en 2007. La Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC) detalló que el costo de la Canasta Básica en la zona rural de El Salvador pasó en términos monetarios de $97.61 a $ 114.55 en septiembre pasado, o sea, un incremento de $17 dólares. El salario mínimo en el campo es de $88 al mes, mientras que en las ciudades fluctúa entre los $157 y $ 176 al mes, según "La Matriz de Insumo", del Banco Central de Reserva (BCR). El gobierno ha anunciado un incremento al salario mínimo del 10 por ciento en dos años - 2007 y 2008 -, a partir de hoy, en medio de un abrupto aumento en el precio de los productos de primera necesidad, como el frijol, arroz, aceite, el azúcar y la harina. Según el organismo del BCR, en 1995 el 66 por ciento de las ganancias de la producción fue a parar a manos de los empresarios, mientras el 34 por ciento se distribuyó en salarios de trabajadores. En 2005, de acuerdo a la "Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples de 2006", del Ministerio de Economía, el 75 por ciento de las ganancias de la producción fue a parar a manos de 113 mil empresarios, mientras el 25 por ciento fue a dar a manos de dos millones 592 trabajadores, según el VII Censo Económico de 2005. Sumado a ello se encuentra el frenazo que ha tenido la inversión pública desde agosto pasado, que ha suspendido la construcción de importantes obras viales por problemas con las empresas ejecutoras, lo que ha reducido la inversión en ese rubro en 8.4 por ciento, precisó la FUSADES. No obstante, Manuel Rosales, Director de la Unidad de Asesoría Macroeconómica y Fiscal del Ministerio de Hacienda ha asegurado que la inversión pública en ese rubro, calculada en $525 millones de dólares, será ejecutada en un 90 por ciento en los próximos meses, aunque sostiene que el desfase está siendo compensado en otras áreas sociales como la Educación y Seguridad Pública con fondos fiduciarios aprobados este año por la Asamblea Legislativa. Otra amenaza que se cierne sobre la economía salvadoreña en 2008, es la crisis hipotecaria que afronta Estados Unidos, es decir la profunda paralización en la construcción de obras de infraestructura en ese país, en la que trabajan miles de salvadoreños, que afectará a corto plazo la economía local, advirtió Álvaro Trigueros, especialista del Departamento de Estudios Económicos y Sociales de la FUSADES. Trigueros advierte que los efectos de esa crisis hipotecaria se estarían viendo en El Salvador a principios del próximo año, con la reducción de la llegada de las remesas a esta nación, que en la actualidad son la base de la economía nacional con un monto superior a los 4 mil millones de dólares al año. De hecho, el especialista de la fundación empresarial reveló que las remesas hacia El Salvador han caído en más de la mitad, es decir que de enero a agosto de 2007 el porcentaje de divisas que ingresaron a este empobrecido país centroamericano fue de 7.7 por ciento, respecto al 18.5 por ciento registrado en el mismo período de 2006. Las estrepitosas caídas del dólar frente al Euro que ha experimentado alzas de hasta 0.6 por ciento, podrían motivar a la Reserva Federal estadounidense a recortar las tasas de interés en diciembre próximo, lo que profundizaría aún más la crisis en el sector de la construcción en esa nación del norte, vaticinan expertos extranjeros. "El pronóstico es menos favorable para el inicio del próximo año, tomando en cuenta la tendencia alcista del petróleo y la crisis crediticia que atraviesa Estados Unidos", vaticinó el especialista de la FUSADES.

Descarga la aplicación

en google play en google play