Escúchenos en línea

Lanzan campaña por los tiburones en Costa Rica

LaVoz.com. Desde San José. | 15 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Organizaciones ambientalistas buscan impulsar al mejoramiento de la legislación y los controles sobre la pesca de tiburones en Costa Rica. Las campañas de las organizaciones MarViva y Pretoma coincidirán con el estreno local, el 23 de noviembre, de la película documental "Sharkwater", filmada entre 2002 y 2003 en el país, cuando no existía ley de Pesca ni mucho menos era prohibida la práctica del corte de las aletas de los tiburones y luego desechar el resto del cuerpo al mar, conocida como aleteo. "Aunque ya contamos con una ley, ésta no tiene aún un reglamento que la regule, y aunque el aleteo bajó un poco, se mantiene e incluso sabemos que los barcos se están yendo a pescar a otros países cercanos que tienen menos controles", dijo el jueves en rueda de prensa Jorge Jiménez, director regional de MarViva. La campaña "Mar que no te corten las alas", de MarViva, está orientada a sensibilizar a las personas, mostrando que "los tiburones no son un enemigo, sino que tienen gran importancia en el equilibrio del ambiente marino", explicó . Según Jiménez, de 370 especies de tiburón, solo cuatro han reportado ataques mortales a humanos y la mayoría fueron provocados. Jiménez resaltó que a pesar de contar con una ley de Pesca desde el 2005, el país se mantiene en cuarto lugar mundial como exportador de productos de tiburón. "A nivel mundial se pescan unas 800.000 toneladas de tiburón por año, y en nuestro país son unas 10.000 toneladas, donde el aleteo está presente debido a los buenos precios: mientras un kilo de aleta se paga entre 100 a 150 dólares, la carne de tiburón apenas se cotiza a unos 0,50 centavo de dólar por kilo", indicó. Otra parte de la campaña de MarViva será una recolección de firmas bajo el lema "Yo salvé a un tiburón", que pide al gobierno mejorar los controles en las descargas de tiburones en cerca de 10 muelles privados que operan en Puntarenas, en el Pacífico central del país. Ese trabajo, que se extenderá hasta el 29 de febrero del 2008, coincide con otro programa de la fundación Pretoma, que pide a la población remitir cartas al Incopesca para presionar al cumplimiento total de la ley, afirmando que en lo que va de este año, 79 embarcaciones de bandera internacional descargaron ilegalmente unas 2.400 toneladas de tiburón en muelles privados. "Esta es sin duda una gran oportunidad para que Costa Rica demuestre al mundo su compromiso con la conservación de los tiburones, y finalmente poner fin al aleteo. El primer paso debe ser el cumplimiento de la ley", expresó Randall Arauz, presidente de Pretoma mediante un comunicado.

Descarga la aplicación

en google play en google play