Escúchenos en línea

Temor a privatización retrasa fin a huelga de los médicos en Panamá

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Panamá. | 16 de Noviembre de 2007 a las 00:00
La huelga de los médicos por mejoras salariales y al sistema público de salud cumplió el viernes once días sin que se vislumbre un acuerdo entre el gobierno y los galenos, que se retrasa ahora por el rechazo de éstos a una posible privatización de la salud y pese a que el gobierno duplicó su oferta de aumento. El coordinador de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal), Julio García, que lidera la huelga, dijo en rueda de prensa que la protesta no se ha solucionado porque el gobierno se ha negado a dejar por escrito su compromiso de no privatizar los servicios de salud. El presidente panameño, Martín Torrijos, reiteró hoy tras un acto oficial en la periferia de la capital, que sigue vigente la propuesta de aumentar un 10 por ciento a los médicos, presentada poco antes por las autoridades de Salud y que el galeno que no trabaja no cobrará la próxima quincena. García indicó, por su parte, que "a pesar de largas horas de discusión (con las autoridades de salud) nuestros esfuerzos han sido infructuosos, el gobierno se ha negado a estampar públicamente la intención de no privatizar". Recordó que el gremio médico propuso en su momento que estaría dispuesto a bajar su exigencia de aumento salarial de 60 por ciento, si el gobierno se comprometía "en blanco y negro" a no privatizar servicios en el nuevo modelo de sistema de salud. Afirmó que el sistema único de salud como lo plantea el gobierno "sin haber querido explicar cómo lo va a financiar, no es otra cosa que la privatización de los servicios de salud". Esta privatización funciona con la entrega de fondos públicos a empresas intermediarias para que subcontraten para prestar servicios de salud, según el galeno. García recalcó que "no vamos a avalar, no vamos a permitir y no vamos a ser cómplices de la privatización de la salud, nuestras justas aspiraciones salariales se mantienen en el 60 por ciento", retirando su oferta de la víspera de negociar sobre la base de un aumento del 30 por ciento. "Rechazamos las amenazas y fortaleceremos nuestras medidas", expresó el líder médico. La ministra panameña de Salud, Rosario Turner, dijo a la prensa que "el gobierno no va a privatizar ningún servicio de salud", y lamentó la posición "a todas luces intransigente" de los galenos. Turner precisó que "en las negociaciones que estamos llevando con ellos por escrito le hemos entregado que nosotros vamos a ir a un sistema público de salud tal como se está presentando actualmente". "Nosotros sí estamos dispuestos a acabar esta huelga, les estamos dando una serie de incrementos salariales de un diez por ciento que en un momento dado puede llevar al sacrificio de inversiones muy importante en materia social y educativa", aseguró. Las partes discuten un pliego de diez puntos presentado por el gremio médico, que incluye un incremento del 60 por ciento sobre el salario base de los galenos y mejoras al sistema de salud. Este incremento representaría unos 98 millones de dólares del presupuesto del Estado, solicitud que el gobierno aclaró no puede satisfacer en este momento. Con el gobierno trabajan actualmente 3.623 médicos y 539 odontólogos. El gobierno aplicó el lunes pasado un plan de contingencia con el nombramiento de 80 médicos para garantizar el servicio de urgencia en los hospitales públicos. Turner dijo hoy que se habilitarán cinco clínicas populares para garantizar la atención médica a pacientes asegurados y no asegurados del país. El paro ha afectado la consulta externa y la realización de cirugías, pero servicios de atención como laboratorio, farmacia, radiología, rehabilitación y urgencias se desarrollan normalmente, informó el Seguro Social.

Descarga la aplicación

en google play en google play