Escúchenos en línea

Médicos en Panamá exigen no privatizar salud para levantar huelga

Varias agencias. Desde ciudad Panamá. | 19 de Noviembre de 2007 a las 00:00
La huelga de médicos de hospitales públicos de Panamá, quienes demandan un aumento salarial de 1.000 dólares al mes, llegó este lunes a su décimo quinto día, una medida que ha afectado a miles de pacientes de consulta externa y cirugías. Los profesionales agrupados en la Comisión Médica Negociadora Nacional (COMENENAL) exigieron que se firme un documento donde el gobierno se comprometa a no privatizar servicios de salud, y se negaron a registrar sus ocho horas de trabajo, alegando que el Estado no paga horas extras. Las partes discuten un pliego de puntos presentado por el gremio médico, que incluye un incremento del 60 por ciento sobre el salario base de los galenos y mejoras al sistema de salud. Este incremento representaría unos 98 millones de dólares del presupuesto del Estado, que el gobierno aclaró no puede satisfacer en este momento y presentó una contra propuesta de un aumento de 10 por ciento a los galenos. La ministra de Salud, Rosario Turner, anunció que el gobierno comenzó a nombrar docenas de médicos para enfrentar "casos críticos", al tiempo que el presidente Martín Torrijos ordenó no pagar el salario a los huelguistas. Turner confirmó que se le ofreció un incremento de 7% anual a partir del año 2009 a los galenos, los cuales rechazaron la oferta. Un médico en Panamá gana en su primer año 900 dólares al mes y 1.200 dólares al tercer año de labores. Con el gobierno trabajan actualmente 3,623 médicos y 539 odontólogos. El paro ha afectado la consulta externa y la realización de cirugías, pero servicios de atención como laboratorio, farmacia, radiología, rehabilitación y urgencias se desarrollan normalmente, informó el Seguro Social. Tuner dijo que la huelga afectó hasta el lunes 360.000 citas médicas que no se atendieron y 3.500 cirugías. Turner recordó que en breve serán contratadas las cinco clínicas particulares para atender a pacientes afectados por la huelga y también se ordenará el nombramiento de 80 médicos especialistas para garantizar la atención de la población. Comenenal expresó su disponibilidad a levantar el paro, pese a que el fin de semana elevaron de 9 a 25 los puntos que negocian con el gobierno. Julio García, coordinador de la Comisión, negó que con más puntos se quiera dilatar la búsqueda de un acuerdo en las conversaciones con las autoridades de salud. "Nosotros tenemos toda la disposición de, si es posible hoy, levantar el paro médico, todo depende de lo que nos digan las autoridades", indicó García. Señaló que una señal de esta actitud la dieron el fin de semana "cuando formalizamos por escrito la agenda con todos los puntos que se han estado tocando, incluyendo los nueve (iniciales) que son básicos para nosotros para poder levantar el paro". La garantía por escrito del gobierno de que no habrá ningún tipo de privatización del sistema público de salud, el aumento salarial de un 60 por ciento y la certeza de cómo se determinará la movilidad del trabajador de salud, son puntos señalados como importantes por los galenos. Entre los nuevos puntos presentados por la Comenenal destaca la creación de una comisión para discutir el tema del aumento salarial y otra para tratar asuntos administrativos como la no privatización de la salud. La ministra Turner consideró la nueva postura de los médicos de ampliar la agenda de discusión como "un retroceso" a lo que se ha discutido hasta el momento. El gobierno anunció el domingo que a partir de la fecha el Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social entregarán a la Contraloría General un informe de productividad comprobada sobre cada médico y odontólogo. Con este informe se establecerá quién trabajó y a quién se le descontará por un trabajo no realizado, según comunicado oficial de la Secretaría de Comunicación del Estado. El Frente Nacional por la Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (Frenadeso) señaló el lunes que se solidariza con la exigencia de un aumento salarial de los médicos y anunció una marcha para el 29 de noviembre, para rechazar el incremento de la canasta básica familiar y exigir la subida del salario mínimo.

Descarga la aplicación

en google play en google play