Escúchenos en línea

Panameños vuelven a sus labores cotidianas tras días festivos de carnaval

Ciudad Panamá. Por Nubia Piqueras Grosso/PL | 1 de Marzo de 2017 a las 10:38

Con el tradicional entierro de la sardina, los panameños dejan atrás cinco días de desenfreno carnavalesco, donde hasta la política y la justicia se tomaron unas vacaciones en medio de escándalos de corrupción.

Y es que el llanto del fatigado pez, símbolo del ayuno y la abstinencia, anunció el inevitable fin de la festividad más especial del Istmo hace más de una centuria, y donde todo vale antes de dar paso a la Cuaresma.

Con esta ceremonia simbólica, que a su vez se celebra 40 días antes del inicio de la Semana Santa, los panameños de más fe intentarán que la sardina se lleve lo peor, en espera de mejores días.

Sin embargo, no son muchos los que vaticinan calma después de varios días de jolgorio, porque un vendaval de temas pendientes con la justicia aguarda por respuestas rápidas y transparentes, y otros de larga data como las reformas electorales, por el análisis y la aprobación de los diputados en el Parlamento.

Entre los asuntos urgentes por resolver sobresalen las investigaciones iniciadas por el Ministerio Público en torno a los millonarios pagos por sobornos realizado por la constructora brasileña Odebrecht a políticos, banqueros, empresarios y exfuncionarios del gobierno de Ricardo Martinelli (2009-2014).

Otro pendiente, y no el menos importante, es la cuenta regresiva que desde ya inició para los estudiantes, quienes retornarán a las aulas el venidero lunes luego de dos meses y medio de vacaciones.

Regreso a clases que no en todos los casos será por la puerta ancha porque como informó el pasado 23 de febrero el Ministerio de Educación (Meduca), solo el 70 por ciento de las escuelas públicas del país están listas para recibir a los educandos, debido a trabajos de reparación o construcción que tomarán al menos dos años.

Por otra parte, el Meduca prevé para el actual curso lectivo que al menos 20 mil 686 estudiantes se acojan a la jornada docente extendida (ocho horas de clases), cifra que representa el 21 por ciento del total que como meta desean alcanzar para el 2019.

Al respecto, la coordinadora del programa Malema Sáez puntualizó que desde el primer día del curso se sumarán a la iniciativa unos 22 planteles, los cuales reúnen los requisitos sobre los que se sustenta el proyecto: recurso humano, infraestructura, nutrición y propuesta académica.

Pero cabe destacar que la fiesta del Rey Momo dejó no solo derroche de alegría, folclor, fantasía, agua y lujo, sino también unos 400 millones de dólares en ingresos provenientes del turismo local y extranjero, según cálculos de las autoridades panameñas.


Descarga la aplicación

en google play en google play