Escúchenos en línea

Ante los empresarios, prometen transición ordenada en Guatemala

Agencia Notimex. Desde ciudad Guatemala. | 19 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Las administraciones saliente y entrante de Guatemala ratificaron el lunes ante la cúpula empresarial del sector de la construcción el compromiso de completar un proceso de transición de gobierno transparente y ordenado. El vicepresidente electo, Rafael Espada, cuyo gobierno asumirá el próximo 14 de enero para un mandato de cuatro años, aseguró que se efectúa un proceso de transición histórico y "en paz". Coincidió con el vicepresidente Eduardo Stein en que es la primera vez en la historia del país en que se tiene tiempo y disposición política para cumplir una transición gubernamental "ordenada" y transparente en todos los niveles de la administración pública. El cambio en las fechas de las elecciones ha permitido que las administraciones entrante y saliente cuenten con más de dos meses para la transición, contra los menos de 15 días que se tenían antes para que el gobierno electo asumiera funciones, reconocieron. Los vicepresidentes electo y saliente se reunieron con los dirigentes empresariales de la construcción para explicarles la marcha del proceso de la transición y las acciones que se tienen previstas en apoyo a los principales sectores productivos del país. "No tenemos compromisos con nadie, con ningún sector político ni donante (financiero de la campaña política)", sostuvo Espada, cuyo binomio integrado con el presidente electo, Alvaro Colom, ganó la segunda ronda de elecciones celebrada el pasado 4 de noviembre. En ese sentido, aseveró que la nueva administración se dispone "a trabajar en forma honesta, transparente" y "sin ataduras" y aseguró que tampoco "hay la intención de destruir nada (de lo hecho por el gobierno saliente). Lo que está bien, seguirá". El vicepresidente Stein resaltó la necesidad de la transparencia. La "calidad de gobierno" que cada administración pretende practicar en beneficio de la población, se ha topado muchas veces "con la tradicional corrupción del gobierno central". La empresarial Cámara Guatemalteca de la Construcción (CGC) se quejó ante los vicepresidentes de las constantes prácticas de corrupción en que incurren las autoridades al contratar obras públicas y los habituales retrasos para cubrir los pagos a las constructoras. De acuerdo con directivos de la CGC, la deuda del actual gobierno en pago de obras realizadas por las constructoras, en especial de carreteras, asciende a 400 millones de quetzales (alrededor de 52.6 millones de dólares). Stein señaló que el presidente Oscar Berger, en los dos meses que restan de su gobierno, "hace lo imposible porque la administración deje cubierto el total de las cuentas por pagar, en este caso a los constructores". Sobre el sector de la construcción, uno de los más dinámicos de la economía, Espada anotó que continuará la creación de infraestructura vial -carreteras y puentes-, pero "alentará" la edificación de casas "porque Guatemala necesita muchas viviendas para su población". Mencionó los planes del nuevo gobierno para crear "áreas o parques industriales, junto con desarrollos de vivienda, en zonas de la costa del Pacífico" guatemalteco, región del país donde se registra una economía pujante. El presidente de la CGC, Rodolfo Gándara, dijo a periodistas que existía confianza en cuanto a las políticas que instrumentará el nuevo gobierno de estímulo de las inversiones y de apoyo a sectores "pilares de la economía nacional" como el de la construcción. "Creemos firmemente que este proceso (de transición) que está viviendo Guatemala, sin precedentes en nuestra historia política reciente, beneficia enormemente la continuidad de las políticas públicas imprescindibles para el desarrollo del país", indicó.

Descarga la aplicación

en google play en google play