Escúchenos en línea

La reacción arremete contra la lucha de los sindicatos en Costa Rica

LaVoz.com. Desde San José. | 20 de Noviembre de 2007 a las 00:00
La Cámara de Comercio de Costa Rica criticó el martes el paro convocado por el sindicato del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) al asegurar que la medida afectará a todo el país. El movimiento de protesta fue convocado para el 26 de noviembre y al ICE, monopolio estatal que controla telefonía e internet, se unirán otros grupos como el gremio de salud y estudiantes universitarios. Con la suspensión de la atención al público, pretenden impedir la aprobación en la Asamblea Legislativa de los proyectos Ley de Fortalecimiento y Modernización del ICE y la Ley de Telecomunicaciones, que están entre 13 leyes necesarias para que entre en vigencia el tratado de libre comercio con Estados Unidos (CAFTA). "Es todo el país el que sería afectado por un radicalismo que no supo aceptar el mandato popular y así perdemos todos", dijo en rueda de prensa el presidente de la Cámara, Carlos Federspiel. El CAFTA fue aprobado en Costa Rica en un referendo el 7 de octubre pero el país tiene plazo hasta el 29 de febrero del 2008 para hacerlo efectivo, para lo cual requiere las 13 leyes complementarias. Se espera que el gobierno sancione el miércoles el tratado y lo convierta en ley. "Ellos están remando contra corriente... (que) es de apertura y de aumento de inversiones, aspectos necesarios para poder alcanzar metas como reducción de la pobreza y aumento de empleos porque con la inversión local no es suficiente", agregó Federspiel. Descartó que la protesta repita el "combo" como se recuerdan las protestas masivas que en el 2000 detuvieron otra iniciativa para permitir la apertura del ICE, pero en esa época "hubo un gobierno débil que se asustó". Ahora, "no es posible que un pequeño grupo decida tratar de paralizar el país o revertir una decisión del pueblo", agregó el dirigente gremial. El empresario defendió los tratados comerciales pues les atribuye los beneficios de haber logrado que Costa Rica reduzca la pobreza, controle la inflación y el tipo de cambio y atraiga inversión extranjera y más recaudación fiscal. Federspiel reconoció que el proceso de integración centroamericano, necesario para un acuerdo comercial que se busca con la Unión Europea, será más lento de lo que quisieran. "Para la unión aduanera en la región ya tenemos un 96% homologado pero el 4% restante está costando mucho, por ejemplo para bienes como el azúcar y el aceite, y en el caso costarricense, de productos sensibles como lácteos y las carnes", apuntó, aunque aseguró que "eso no quiere decir que no se pueda hacer".

Descarga la aplicación

en google play en google play