Escúchenos en línea

Récord de banca panameña en 2016

Ciudad Panamá. Agencia PL. | 16 de Marzo de 2017 a las 10:09

El Centro Bancario Internacional (CBI) de Panamá alcanzó en 2016 un récord en activos al atesorar un monto de 121 mil 75 millones de dólares, a pesar del daño de imagen por escándalos de corrupción.

Un reporte de la Superintendencia de Bancos (SBP) certificó la cifra y aseveró que igualmente son saludables los indicadores de liquidez, por lo que la condición del CBI es 'sólida y segura con fundamentos muy estables', aseveró el superintendente Ricardo Fernández.

'Vamos a dirigir nuestro esfuerzo supervisor y regulador a tener una posición más sólida de capital que tenga la capacidad de absorber riesgos no esperados', reflexionó al explicar que el objetivo es proporcionar mayor seguridad y confianza a depositantes e inversionistas.

Estos avances ocurren en momentos cuando bancos panameños están en la mira del peor escándalo internacional de corrupción, y se suceden a diario denuncias de lavado de activos e introducción de dinero de dudosa procedencia en cuentas de entidades locales.

También al menos tres bancos o sucursales radicadas en el CBI fueron intervenidos por la SBP y algunas de ellas liquidadas o vendidas a terceros, después de comprobarse actividades fraudulentas vinculadas algunas de ellas al crimen organizado.

El último de estos actos fue la toma de control administrativo y operativo del FPB Bank, Inc., el 10 de febrero pasado, 'ante el inminente riesgo legal y reputacional, que pone en peligro los intereses de los depositantes' debido a investigaciones relacionadas con la operación Lava Jato en Brasil y Panamá, informó la SBP.

El primer impacto sobre el CBI fue el escándalo de los Panama Papers, que si bien involucró a muchas jurisdicciones en el mundo, afectó directamente la reputación del control bancario y obligó al país a cambios importantes en la legislación de su plataforma de servicios legales y financieros.

Los ecos de estos hechos se sienten aún, a pesar de las noticias optimistas de la SBP, pues la calificadora de riesgo Fitch Rating advirtió que tiene una perspectiva negativa sectorial para los bancos de Panamá, o sea, una baja calificación a entidades financieras en 2017.

El riesgo de reputación seguirá como tema clave, por la interconexión que tiene con el sistema financiero regional y los casos de corrupción en curso, los cuales afectan a varios países de América Latina, señaló la calificadora en su reciente reporte.

A pesar de estas apreciaciones, sostiene que 'los acontecimientos no han tenido impacto significativo en todo el sistema bancario de Panamá', aunque recordó que la corrupción de la estatal brasilera Petrobras vinculó a un banco panameño, que no mencionó, pero se refería al FPB Bank.


Descarga la aplicación

en google play en google play