Escúchenos en línea

Costa Rica dirigirá conferencia de ONU para prohibición de armas nucleares

San José. Agencias. | 26 de Marzo de 2017 a las 13:37

Costa Rica presidirá la conferencia de las Naciones Unidas (ONU) para negociar la elaboración de un tratado que prohíba el uso de armas nucleares a nivel internacional, informó el sábado el gobierno del país centroamericano.

La conferencia se desarrollará del 27 al 31 de marzo y del 15 de junio al 7 de julio en Nueva York, Estados Unidos, y será dirigida por la representante permanente de Costa Rica ante las ONU, Elayne Whyte Gómez.

Según destacó el canciller costarricense, Manuel González, la designación "constituye un reconocimiento a la democracia desarmada" de su país, puesto que cuenta con "la legitimidad y la autoridad moral" necesarias para dirigir el proceso.

Además, el canciller señaló que la designación representa una gran responsabilidad para Costa Rica, en la medida en que deberá coordinar la inclusión de todos los países participantes.

"Hay que reconocer que hay muchas dificultades y muchos retos en el camino", señaló González. "Son varios los países y las potencias que tienen este tipo de armas y de las que no se van a deshacer fácilmente", subrayó.

El canciller participará este lunes en el segmento de alto nivel de la primera sesión de la conferencia, acto en el que abogará por la prohibición de lo que considera  "una amenaza importante para toda la humanidad”.

Para el gobierno costarricense, "las armas nucleares son las únicas herramientas de destrucción masiva que no han sido objeto de una prohibición a nivel internacional", algo que representa "un vacío legal" que debe llenarse lo antes posible.

"Conforme éstas armas sean cuestionadas, estigmatizadas y deslegitimadas política y jurídicamente, su valor como herramienta de seguridad y defensa disminuirá, creando mayor conciencia entre la opinión pública para exigir su total eliminación", escribió en un comunicado de prensa.

Según detalló el gobierno, este proceso podría facilitarse porque existe una base sólida de países que comparten la necesidad de crear el instrumento de prohibición, algo que podría beneficiar la generación de consensos.

En esta línea, la nación centroamericana espera que el documento final "cuente con una amplia aceptación internacional", de forma que los países armados sean presionados para que "revisen sus doctrinas de seguridad".


Descarga la aplicación

en google play en google play