Escúchenos en línea

Expresidente Mauricio Funes denuncia amaño judicial para incriminarlo

San Salvador. Agencia PL. | 27 de Marzo de 2017 a las 09:52

Los cuestionamientos prosiguen este lunes para la Fiscalía General de El Salvador, acusada por el expresidente Mauricio Funes de pactar con un testigo para incriminarlo, a falta de pruebas. Funes denunció via Twitter que Leonel Flores, exdirector del Instituto Salvadoreño del Seguro Social y acusado de apropiarse ilegalmente de 812 mil dólares, declarará en su contra para ''salvar el pellejo''.

'Ante falta de pruebas de corrupción, la Fiscalía se ha dedicado a presionar a testigos para criteriarlos y que declaren en mi contra y armar caso', aseguró el exmandatario, reclamado por la Justicia por supuesto enriquecimiento ilítico.

El también periodista vive en Nicaragua y desde la vecina nación defiende su inocencia a través de las redes sociales, aunque la Fiscalía ordenó investigar su patrimonio en busca de irregularidades y bienes malhabidos.

La Fiscalía General y su máxima figura, el procurador Douglas Meléndez, ha estado en el ojo del huracán en los últimos meses por su polémico desempeño y su parcialidad política a la hora de investigar actividades criminales.

El gobierno ha expresado su respaldo incondicional a la gestión de Meléndez, y se le facilitaron incluso 2.5 millones de dólares provenientes de un impuesto especial a la telefonía para financiar las medidas excepcionales de seguridad.

Sin embargo, otras voces del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional son menos diplomáticas y le exigen que limpie de corruptos la Fiscalía y se concentre en atrapar a quienes defraudan Hacienda, en vez de quejarse por falta de recursos.

Según cifras del Ministerio de Hacienda, del 2005 a febrero pasado se han acumulado en Fiscalía unos 423 casos de delitos fiscales sin cobrar, por un monto cercano a los 90 millones de dólares, sin contar los evasores que permanecen impunes.

Meléndez asumió el cargo en enero de 2016, en sustitución de Luis Martínez, preso por fraude procesal y asociaciones ilícitas, y durante su primer año de gestión se ha labrado fama de poco transparente e imparcial en su combate a la corrupción.

Tras venderse como 'el Fiscal del pueblo' y afirmar que 'no le temblaría la mano para aplicar la ley a quien fuera', Meléndez ha sido cuestionado por proteger los intereses de la oligarquía en sonados casos de corrupción.

De entrada, se negó a procesar judicialmente a la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) por apropiarse de 10 millones de dólares donados por Taiwán a las víctimas de los terremotos de 2001, para financiar campañas electorales.

Las organizaciones sociales que monitorean su labor también le recriminan negarse a desaforar a la diputada arenera Ana Vilma de Escobar, o a procesar por evasión fiscal a Belarmino Jaime, magistrado de la Sala de lo Constitucional.


Descarga la aplicación

en google play en google play