Escúchenos en línea

PMA y CEPAL advierten sobre el alto costo del hambre en El Salvador

Agencia EFE. Desde San Salvador | 22 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Representantes del Programa Mundial de Alimentos (PMA) y de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) advirtieron este jueves sobre el alto costo que representa para El Salvador los problemas de desnutrición. Las instituciones presentaron en un hotel salvadoreño el estudio "El Costo del Hambre, impacto social y económico de la desnutrición infantil en El Salvador", en el que se retoman cifras oficiales de 2004. Según el informe, "se ha estimado que el costo total de la desnutrición" para ese año alcanzó los 1 mil 175 millones de dólares, que equivalen al 7,4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país y supera en 1,37 veces el gasto público social. El estudio reveló que los efectos y costos derivados de la desnutrición "son reflejo de la historia nutricional del país, que ha afectado la salud, educación y producción de toda su población". Para ambas entidades, "la mayor parte de estos costos se produce por la pérdida de productividad que ha generado la desnutrición a la que han estado expuestos durante su infancia quienes hoy forman parte de la población en edad de trabajar (15-64 años)". La cifra también incluye el impacto del gasto público en salud generado por la desnutrición, que provoca mayores riesgos de contraer enfermedades como diarreas, infecciones respiratorias agudas y anemias, así como la deserción escolar causada por las mismas. El representante del PMA en El Salvador, el italiano Carlo Scaramella, dijo a la prensa que los gastos en que se incurren "van más allá del presupuesto social del país", por lo que hay "necesidad de mirar este asunto desde una perspectiva de desarrollo y asumir el reto de la lucha contra la desnutrición como una contribución al mismo". Agregó que en los últimos años El Salvador ha mostrado avances en materia de disminución de la desnutrición, pero que hay "un promedio que es ahora entre 15 y 20 por ciento como desnutrición crónica y en algunos lugares se llega al 50 por ciento". El funcionario dijo que no es seguro que el país logre el Objetivo de Desarrollo del Milenio referido a disminuir a la mitad la desnutrición, establecido para el año 2015. "Se necesita incidir más", expresó, al tiempo que propuso que la desnutrición "no sea un problema político, sino un reto de nación asumido por todos". Al referirse a la cifra que revelada por el estudio, aseguró que más del 90 por ciento del impacto en términos de costo "se refiere a las pérdidas en términos de productividad de capital humano". En ese sentido, indicó que las personas que padecen desnutrición se quedan fuera de los "procesos productivos optimizados" por falta de educación y problemas de salud. Por su parte, el asesor regional en Desarrollo Social de la CEPAL, el chileno Rodrigo Martínez, dijo en la presentación del informe que en 2004 en América Latina existían 222 millones de personas pobres y, de ellas, 96 millones en condiciones de extrema pobreza. Indicó que en la actualidad la cifra ha bajado a unos 195 millones de personas. Martínez indicó que, aunque en Latinoamérica y el Caribe existe un excedente del 30 por ciento en productos alimenticios, unas 52,4 millones de personas "no tienen acceso a alimentos que les permitan cubrir sus requerimientos calóricos y proteínicos diarios". Explicó que estudios similares al presentado en El Salvador se elaborado en todos los países centroamericanos y en República Dominicana y "en esas naciones se han registrado avances en la lucha contra el hambre, pero el problema sigue siendo un gran desafío".

Descarga la aplicación

en google play en google play