Escúchenos en línea

Costa Rica pretende reforzar relaciones con Nicaragua dice canciller Stagno

Agencia ACAN-EFE. Desde San José. | 23 de Noviembre de 2007 a las 00:00
Una fuerte participación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la promoción de un convenio mundial para el control de armas para la protección del ambiente y para regular la cooperación internacional serán las prioridades de la política exterior de Costa Rica durante el 2008. El canciller costarricense, Bruno Stagno, explicó este viernes que el país también pretende reforzar las relaciones con Nicaragua y Panamá, a través de comisiones binacionales, y seguir ampliando sus horizontes diplomáticos estableciendo relaciones con nuevos países en Asia y África. Uno de los ejes de la política exterior costarricense para el 2008 será continuar la promoción del "Consenso de Costa Rica", una iniciativa que promueve cambios en los parámetros de otorgamiento de cooperación internacional. El objetivo es que los países industrializados no solo brinden cooperación a las naciones más pobres del mundo, sino que se tomen en cuenta los esfuerzos de los países por invertir esos recursos en desarrollo y no en gasto militar. Stagno afirmó que Costa Rica es un típico ejemplo de un país que ha sido "castigado por hacer las cosas bien", es decir, por invertir sus recursos en educación y salud hasta convertirse en una nación de renta media. "Hemos sido castigados por no ser los suficientemente pobres para recibir ayuda, pero tampoco somos lo suficientemente ricos para enfrentar solos los retos del desarrollo", dijo. En cuanto al ambiente, la tarea costarricense será impulsar el programa Paz con la Naturaleza, para que sea incluido en el convenio macro de la ONU sobre Cambio Climático. Uno de los cambios más importantes que traería este proyecto es el reconocimiento de la "deforestación evitada" como un elemento de mercado, que llenaría un vacío del Protocolo de Kioto, el cual solo contempla "premios" para aquellos que reforestan, no para los países que nunca cortaron sus bosques primarios. Según Stagno, "deben existir mecanismos para impulsar la conservación" y en ese sentido, la propuesta costarricense incluye sistemas de "canje de deuda por naturaleza" y de "compromisos voluntarios de los países en desarrollo para disminuir sus emisiones de carbono". El desarme y control de la proliferación de armas será otra labor de política exterior del país centroamericano con el impulso a un tratado macro que se discute en la ONU. En el 2008, Costa Rica pretende además reforzar sus lazos en Asia y África, por lo que se espera la apertura de una embajada en Egipto, país sede de la Liga Árabe, otra en la India, y si fuera posible una mas en Sudáfrica o Etiopía.

Descarga la aplicación

en google play en google play