Escúchenos en línea

Este domingo Honduras vuelve a la hora solar. En noviembre, Centroamérica adoptará horario para verano e invierno.

Diario La Prensa. Desde Tegucigalpa. | 5 de Agosto de 2006 a las 00:00
A partir de las doce de la noche del domingo, la hora oficial hondureña vuelve a la normalidad, sin los resultados esperados, más que el sufrimiento de los niños que tuvieron que levantarse una hora más temprano para ir a sus escuelas, llega a su fin la denominada "hora de Mel". "Con el cambio de hora estamos dándole cumplimiento al decreto ejecutivo 18-2006, en virtud de que ya pasó el período de aprovechamiento de la luz natural que nos provee el astro rey", señaló Lorenzo Sauceda Cálix, viceministro de Gobernación. El gobierno hondureño contempla la posibilidad de implementar un nuevo cambio de hora a partir del mes de noviembre. "Volveremos a implementar un cambio de hora y ya estamos hablando con los gobiernos del resto de Centroamérica para homologar la hora en toda el área", indicó Sauceda Cálix. Al parecer, el objetivo es implementar una hora de verano e invierno. "En el mes de noviembre habrá una reunión con los ministros de Gobernación del área centroamericana para ver la posibilidad de establecer un horario homologado", adelantó el funcionario. El funcionario señaló que, a pesar de las críticas que recibieron por el cambio de horario que llegó a ser calificado por el pueblo como "grosero", se produjo un ahorro significativo de energía. "Algunas personas se molestaron porque les amanecía más temprano, se hablaba de que en la mañana tenían que encender las luces, pero a partir del mediodía hasta las 8:00 PM hubo un gran ahorro de energía", dijo Sauceda Cálix. Aunque no se ha presentado un informe oficial, funcionarios de la Secretaría de Gobernación aseguran que el ahorro de energía fue de un 4 por ciento. "En términos generales fue una política de gobierno muy buena y la próxima semana emitiremos el informe que respalda los resultados obtenidos", señaló el viceministro de Gobernación. El Poder Ejecutivo decidió adelantar las agujas del reloj por un período de tres meses, iniciando el 6 de mayo y concluyendo el 7 de agosto, como parte de una serie de medidas para economizar energía eléctrica y combustible. Otros países, como El Salvador, hicieron análisis serios antes de tomar una decisión y de esta manera acordaron que adelantar la hora representaba un ahorro insignificante. En Honduras hubo lluvia de críticas, porque en la hora real los niños se levantaban a las 4:00 de la mañana y se acostaban a la misma hora de siempre. Las autoridades de gobierno mantienen su posición de que el ahorro de energía fue significativo. A pesar de que no hay un informe oficial, algunos sectores aseguran que la modificación del horario no alcanzó las metas establecidas por el gobierno debido a las condiciones climatológicas y culturales del país. "No me atrevo a dar una cifra, ni una aproximación, pero lo que podemos deducir es que el cambio no puede dar un resultado porque la prolongación de luz es únicamente de 25 a 30 minutos, y eso no tiene un efecto significativo", explicó el economista Cándido Amaya. Por su parte, las autoridades de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) no han dado a conocer los resultados del cambio de hora, a pesar de las consultas de los medios de comunicación.

Descarga la aplicación

en google play en google play