Escúchenos en línea

Chinos piden a hondureños que regresen a los restaurantes

San Pedro Sula, Honduras. La Prensa.hn | 27 de Mayo de 2017 a las 11:23

Los dueños de restaurantes de comida china en San Pedro Sula reportan una reducción del 80% de sus ventas.

Las inspecciones hechas por la Fiscalía de Protección al Consumidor en Tegucigalpa adonde aparentemente se encontró en un restaurante de comida china carne de perro lista para el consumo los ha afectado a todos por igual.

Las inspecciones se hicieron hace un mes, y desde esa fecha los propietarios de los restaurantes han reducido sus ventas debido a la poca clientela que llega a comer a los negocios.

LA PRENSA hizo un recorrido por algunos de los restaurantes de venta de comida china en la ciudad y la mayoría de los propietarios se negaron a ser entrevistados; pero sí dijeron que las ventas han bajado.

Algunos de los dueños de estos restaurantes hicieron un llamado a los clientes para que regresen. Garantizan que los productos que utilizan son de buena calidad y sobre todo que se elaboran con higiene.

Pérdidas

Edwin Dubón, propietario del restaurante Fum Yim, dijo que las ventas han disminuido considerablemente y lamentó que las autoridades hayan emitido la información sin antes hacer los estudios correspondientes.

Comunidad

Se calcula que hay unos 60 restaurantes de venta de comida china, pero solo 10 son propiedad de hondureños.

“Es muy difícil la situación, se han complicado un poco las ventas, no estamos facturando nada, por esa información que se dio en un principio, no sé qué pasó con el Ministerio Público. Estamos preocupados porque estas ventas no quieren subir, siguen bajando y bajando”, dijo.

Dubón comentó que antes estaban vendiendo entre 10,000 y 12,000 lempiras un día de semana y de 15,000 a 20,000 durante el fin de semana. “Ahora ya no vendemos ni dos mil lempiras, estamos hablando de que las ventas han bajado. Solo sacamos para pagar los impuestos. Con los empleados hemos tomado medidas, la semana pasada mandamos de vacaciones a cinco y estamos preocupados porque vamos a tener que tomar otras medidas”, expresó.

Pocos clientes siguen frecuentando los negocios, cuyos dueños han pensado en el despido de personal.

Los proveedores de los productos que utilizan para la elaboración de la comida también se han visto afectados porque ya no compran la cantidad de vegetales, pan, aceite y las carnes de pollo, cerdo y mariscos.

El propietario del restaurante Oriental King dijo que antes compraba 120 libras de pollo a la semana, cantidad que se ha reducido a 50 libras semanales. “Estamos analizando qué vamos a hacer si despedimos o no”.

Ruitian Chen, dueña de Ca-Hua, dijo que las ventas se han venido abajo y esperan recuperarse y hacen el llamado a los clientes para que regresen a consumir sus productos.

Gladys Tábora, empleada del negocio comentó que “antes atendíamos 30 mesas en la hora de almuerzo y ahora unas 10”.


Descarga la aplicación

en google play en google play