Escúchenos en línea

La tercera parte de las embarazadas son adolescentes en Panamá

Ciudad de Panamá. Agencias. | 4 de Junio de 2017 a las 15:13

Un tercio de las embarazadas que solicitan ayuda en la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa) son adolescentes entre 13 y 14 años, aseguró este domingo el doctor Paul Córdoba.

El gerente de Planificación, Monitoreo y Evaluación de la entidad afirmó que lo más preocupante es que el inicio de esas relaciones sexuales tempranas tiene como protagonistas a hombres entre 18 y 30 años, los cuales en muchos casos son sus parejas.

Al referirse a los riesgos que esto trae consigo, el especialista enumeró la posibilidad de morir durante el parto y el abandono escolar en el 60 por ciento de los casos, lo que genera el desempleo en muchas de ellas, al punto que el 90 por ciento de las embarazadas dependen de sus parejas o familiares.

Ante esta realidad, Córdoba insistió en la necesidad de capacitar a padres y profesores para entablar una buena comunicación con los jóvenes, en aras de lograr una acertada orientación sexual, algo de lo cual adolece hoy la sociedad panameña.

En tal sentido, resaltó que de las 506 pruebas de VIH-Sida practicadas en 2016 por Aplafa a la población homosexual, 58 resultaron positivas, lo que evidencia que el 13 por ciento de los miembros de ese grupo son portadores de la enfermedad.

'Pero lo más triste es que encontramos a jóvenes entre los 17 y 24 años, incluso con títulos universitarios', apuntó el doctor, quien reconoció que los índices de infestación han subido un poco con respecto a otros años.

También se refirió a la alta incidencia que posee el virus del papiloma humano en niñas que inician su vida sexual a los 12 y 13 años, lo cual puede causar un cáncer seguro.

Pese a ello resaltó como positivo el hecho de que son las muchachas, en su totalidad solas, las que acuden a Aplafa en busca de orientación sobre el uso de métodos anticonceptivos como preservativo, pastillas o inyecciones.

'Los padres no tienen una comunicación asertiva con los jóvenes. Es común escuchar a las madres decir que son buenas amigas de sus hijos, puede ser cierto, pero ese hijo, cuando va a tener una relación sexual, no le dice a su mejor amiga', sentenció Córdoba.

Destacó la marcada relación que existe entre el ingreso económico y el comportamiento sexual de los adolescentes, en tanto la gran mayoría de los embarazos precoces se producen en hogares con alta dependencia económica o mayor número de miembros en la familia.

Sin embargo, el embarazo temprano y las enfermedades de trasmisión sexual no son los únicos problemas de salud que afectan hoy a los jóvenes panameños, el alcoholismo también integra esta lista que lideran las mujeres, cuya adicción comienza entre los 13 y 14 años.


Descarga la aplicación

en google play en google play