Escúchenos en línea

Martín Torrijos defiende la Operación Milagro

Agencia ACAN-EFE. Desde Ciudad Panamá. | 1 de Diciembre de 2007 a las 00:00
El presidente de Panamá, Martín Torrijos, dijo este viernes que es inaudito que los médicos en huelga por mejoras salariales ataquen el proyecto Operación Milagro, impulsado por la primera dama, Vivian Fernández de Torrijos, con el apoyo del gobierno cubano. Torrijos, durante un recorrido por la construcción del Museo de la Biodiversidad, en la capital, dijo que es lamentable que un proyecto de colaboración, en el cual Panamá no aporta recursos, sea atacado y se aproveche para tratar de confundir a los panameños, según un comunicado de la Presidencia panameña. "Es inaudito que se ataque y se cuestione Operación Milagro por quienes tienen el deber de defender ese proyecto, a través del cual más de diez mil panameños humildes han recuperado la vista de manera gratuita", indicó Torrijos. El gobernante se expresó así tras las críticas de representantes de la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) -que lidera la huelga- en contra de la labor que realizan profesionales de la medicina de Cuba en el programa "Operación Milagro", en el distrito de San Miguelito. Carlos Rodríguez, abogado de la Comenenal, dijo a la prensa que una médica cubana, identificada como Jackeline Miranda, ofrece servicios de oftalmología en una clínica de San Miguelito supuestamente sin tener permiso para ello. Los abogados del gremio médico presentaron una demanda contra la doctora Miranda, quien forma parte de Operación Milagro. Fernando Castañedas, de la dirección de la Comenenal, aseguró que el gobierno planea llevar médicos de El Salvador, Venezuela y Haití y otros países para reemplazar a los galenos en huelga. Torrijos manifestó, por su parte, que "lo que sí está claro es que tenemos la responsabilidad de hacer todo lo posible para que los panameños no mueran por falta de atención médica". La Comenenal, en la que están aglutinados más de 5 mil médicos, cumplieron el viernes 25 días de huelga en demanda de mejoras salariales, así como en contra de la posible privatización del servicio público de salud. El gobierno descontó el pasado jueves una cantidad no determinada del salario de los médicos en huelga, lo que los galenos y sus letrados consideran ilegal. Además, el viernes empezaron a trabajar las cinco clínicas populares contratadas por el Ministerio de Salud (Minsa) y la Caja de Seguro Social (CSS) contrató otras cinco, para asegurar la atención médica a los pacientes ante la huelga médica. El Instituto Oncológico Nacional (ION), que se había mantenido fuera del paro médico, anunció que el lunes y martes próximo suspenderá labores durante 48 horas, en apoyo de sus colegas de la Comenenal. Rafael Seixas, presidente de la asociación de médicos del ION, explicó que solamente se atenderán casos de urgencias, tanto en la consulta externa como en los quirófanos, y que el paro de labores será de "advertencia" al gobierno Nacional. Las negociaciones entre el gobierno se encuentra estancadas porque los galenos exigen un aumento salarial del 50 por ciento, mientras que el gobierno ofrece el 12 por ciento que los médicos no aceptan.

Descarga la aplicación

en google play en google play