Escúchenos en línea

Suspenden indemnización para diputados guatemaltecos

Agencia PL. Desde ciudad Guatemala. | 1 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La junta directiva del Congreso de la República de Guatemala acordó dejar sin efecto las indemnizaciones y otros privilegios económicos para los diputados, tras la repulsa que esas prebendas generan hoy en amplios sectores de la población. Según Rubén Darío Morales, presidente del Parlamento, se decidió suspender las reformas a la Ley de Servicio Civil por "un error de procedimiento", sin embargo, un artículo publicado aquí señala que esa fue la excusa para deshacerse de la impopular medida. El martes último el legislativo aprobó de urgencia nacional conceder una indemnización a los 90 congresistas que no continuarán en ese órgano, además de aumentar en 10 por ciento anual el salario de los miembros del Congreso. Los beneficios incluyen también un bono anual por antigüedad, otro por las fiestas de fin de año y la distribución de canastas navideñas, todo lo cual se pagará con fondos del Estado. Las disposiciones causaron un rechazo generalizado, e incluso, el presidente electo Alvaro Colom, de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), ordenó a sus diputados no recibir la indemnización. Mientras, el Partido Patriota expulsó de sus filas a los parlamentarios de esa agrupación que votaron a favor de las reformas para favorecer a los diputados, y la Gran Alianza Nacional estudia sanciones similares para los jefes de bancada. Varias entidades como la Unidad de Acción Sindical y Popular y el Frente Nacional de Lucha repudiaron esa medida y la consideraron ofensiva para la mayor parte de la población, sumida en la pobreza. Por su parte, el Centro para la Defensa de la Constitución advirtió que llevaría el tema ante la Corte de Constitucionalidad. "Los diputados ocupan un cargo por elección popular y no por un contrato con el Estado y por ello no pueden alegar derechos laborales adquiridos durante su gestión", dijo el dirigente del Colectivo de Organizaciones Sociales, Orlando Blanco. Aunque los legisladores guatemaltecos se quejan del bajo sueldo, son los mejores pagados de Centroamérica y cada mes devengan cerca de cinco mil dólares por salario, pago de dietas, gastos de representación e integración de comisiones.

Descarga la aplicación

en google play en google play