Escúchenos en línea

Iglesia y campesinos hondureños denuncian politización de fondos para pobreza

Agencia ACAN–EFE. Desde Tegucigalpa. | 2 de Diciembre de 2007 a las 00:00
La iglesia católica y una organización campesina de Honduras denunciaron el domingo, por separado, politización y corrupción con el dinero procedente de la condonación de la deuda exterior para combatir la pobreza en este país. El semanario católico Fides, en el editorial de su edición que comenzó a circular hoy, calificó de "censurable" el "politizar las necesidades de los empobrecidos" y abogó por acciones efectivas para que "los pobres sean los constructores de su propio destino". La publicación lamentó que "hemos permitido todos, por acción u omisión, la entronización de la corrupción como una práctica que se ha instalado en el sector público y privado". Insistió en que "se fortalezca la Estrategia para la Reducción de la Pobreza (ERP) a través del esquema de descentralización administrativa del gobierno, de manera que mayores recursos puedan canalizarse a través de las municipalidades". Sin embargo, la Asociación Campesina Nacional (ACAN) señaló en un informe enviado al gobierno que, precisamente, hay alcaldías que politizan la entrega de la ayuda y "chantajean" a los beneficiarios si denuncian esa irregularidad. Las denuncias de la iglesia católica y la ACAN se suman a señalamientos de sectores políticos opositores y de la sociedad civil sobre que el gobierno del presidente Manuel Zelaya destina dinero de la ERP a salarios y otros gastos. La ACAN, que aglutina a unas 13.000 familias campesinas, hizo una evaluación de la ayuda de la ERP en 27 municipios pobres de los departamentos de Copán, Cortés, Choluteca, El Paraíso, Francisco Morazán, Olancho, Santa Bárbara y Yoro. El informe, al que tuvo acceso hoy Acan-Efe, subrayó que "el manejo político que se dio al destino de los fondos por las corporaciones municipales no dio lugar a que se presentaran condiciones adecuadas para presentar proyectos exitosos y de impacto a mediano y largo plazo". La organización envió su informe el miércoles al comisionado presidencial de la ERP, Fernando García, a quien reconoció sus "esfuerzos" por implementar "directrices para una buena selección de los proyectos y que éstos contribuyan a reducir la pobreza". Pero la evaluación reflejó que los proyectos -ganaderos, agrícolas, piscícolas, de energía o turismo, entre otros- están "más orientados a satisfacer el clientelismo político" del gobernante Partido Liberal y del opositor Partido Nacional. La ACAN manifestó que la politización está tan extendida que en la entrega de un bono agrícola "reconocemos que algunos de nuestros afiliados que lo recibieron fue por su pertenencia política", aunque no detalló a qué partido. Denunció casos de "represalia" de algunas autoridades municipales, que "para ocultar las irregularidades" advierten de que "si se denuncia se corre el peligro de que se retire la cooperación", lo cual es un "chantaje social con los más pobres". La comunidad internacional condonó a Honduras más del 60 por ciento de una deuda exterior que hace tres años superaba los 5.000 millones de dólares, para destinar los fondos al combate de la pobreza que afecta al 80 por ciento de los siete millones de hondureños.

Descarga la aplicación

en google play en google play