Escúchenos en línea

Gran expectativa en Panamá por decisión de justicia en caso Martinelli

Ciudad Panamá. Agencia PL | 20 de Junio de 2017 a las 17:06

La sociedad panameña está pendiente este martes del juicio contra el expresidente Ricardo Martinelli, en la ciudad estadounidense de Miami, en el cual decidirán sobre solicitudes de fianza de excarcelación y desestimar su extradición.

En las últimas horas se conoció que el exdiputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Yassir Purcait, viajó a Estados Unidos para ofrecer su testimonio al juez sobre el espionaje telefónico del que fue una de las víctimas, y es la causa presentada al solicitar su detención y envío a Panamá.

Los abogados del expresidente intentarán tácticas dilatorias, denominador común de su defensa desde que iniciaron todos los casos en su contra, sin embargo, ahora enfrentan una jurisdicción diferente y el juez Edwin Torrres evaluará los alegatos en estricto derecho, señaló Purcait a la prensa.

Martinelli, quien se encuentra en el Centro de Detención Federal de Miami desde el 12 de junio pasado, podría enfrentar el largo proceso de la extradición en libertad vigilada, y para ello ofreció cinco millones de dólares de fianza, en un acto calificado de desesperado por el diario local La Estrella.

En un escrito a la Corte del Distrito Sur de Miami, su defensa propuso además, aceptar la limitación de movimientos, el empleo limitado de transportes que dicte el tribunal y el uso del brazalete electrónico para la vigilancia permanente del lugar donde se encuentre, publicó el diario.

No obstante, el fiscal se opuso a la fianza y señaló que ningún monto económico garantizará la permanencia de Martinelli en el país, y que de la Corte 'corre el riesgo de quedar en ridículo', si huye de Estados Unidos, pues tiene las conexiones y el dinero para hacerlo.

Los cargos efectuados en su contra no se sostienen en suficiente evidencia, según la defensa, por lo que piden al juez examinar la petición de extradición de Panamá bajo 'circunstancias especiales' y ordene su liberación, desestimando el supuesto riesgo de fuga o daños a la comunidad a los que teme la Fiscalía.

El expresidente solicitó asilo a Estados Unidos el 15 de julio de 2015, un proceso aún en desarrollo, al igual que otro similar en Italia, ambos bajo el criterio de persecución política y que el sistema judicial panameño carece de la independencia y recibe presión del Ejecutivo.


Descarga la aplicación

en google play en google play