Escúchenos en línea

Pugnas partidistas en elección del Parlamento panameño

Ciudad Panamá. Agencia PL | 30 de Junio de 2017 a las 09:52

En la víspera de la elección de la nueva directiva de la Asamblea Nacional, las bancadas mayoritarias representadas en el pleno legislativo pugnan por una alianza que le permita alcanzar el liderazgo.

Sin embargo, denuncias como la realizada por la diputada del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Zulay Rodríguez, reflejan los cabildeos tras bastidor del oficialista Partido Panameñista para lograr que la disidente de Cambio Democrático (CD), Yanibel Ábrego, se convierta en la nueva presidenta del Parlamento.

En su cuenta de twitter, Rodríguez acusó al diputado panameñista José Luis Varela de liderar una campaña dirigida a recabar los 36 votos necesarios para acceder a la silla presidencial, a partir del apoyo de los 16 diputados de su partido, los dos de Molirena, el del Popular y los 16 disidentes de CD.

De cumplirse tal pronóstico, aún faltaría un voto para que Ábrego se corone, el cual podría salir de algunos de los fieles del PRD o CD que sucumban ante posibles ofrecimientos o dádivas oficialistas, refieren expertos.

Ante esta posibilidad, el movimiento de bases del PRD solicitó a la dirigencia del colectivo político que estén pendientes mañana al 'comportamiento' de sus 26 diputados durante la escogencia de la directiva de la Asamblea Nacional.

La línea de la organización es respaldar a su candidato oficial, el diputado Carlos Motta, de lo contrario, el que no cumpla, como ha sucedido en otras ocasiones, 'exigiremos de inmediato al Fiscal y al Tribunal del Honor, levantar un proceso de expulsión', aseguró el PRD en un comunicado de prensa.

No obstante, otro escenario posible que favorecería a los panameñistas es que como las tres bancadas presentaron candidato (Ábrego, Motta y Mariela Vega por el CD), los 35 votos que al parecer tiene a su favor la 'disidente' resultan suficientes para asumir el cargo.

Pero, según el artículo cuatro del Reglamento Interno de la Asamblea, el presidente se escoge por mayoría simple, o sea con la mitad más uno de los que estén presentes en el hemiciclo en el momento de la votación.

Técnica legislativa que de acuerdo con algunos analistas podría ser la manera discreta de algunos de apoyar la candidatura de Ábrego, aunque no se descarta que otros envíen a sus suplentes para evitar la responsabilidad de votar por la propuesta panameñista.

Lo cierto es que hasta este minuto, la balanza parece inclinarse hacia el oficialismo, y como pocas veces un aspirante llegue a la presidencia del Parlamento con el apoyo de diputados de todas las bancadas, pero contradictoriamente sin el aval de las dirigencias de sus respectivos partidos.

Aunque, como expresara la independiente Ana Matilde Gómez 'de aquí al sábado las cosas pueden variar' a pesar del complejo escenario legislativo, plagado de divisiones e intereses políticos y económicos bajo el mandato del perredista Rubén De León, criticado por muchos por su opacidad y debilidad.


Descarga la aplicación

en google play en google play